Dos de cada cinco empresas suben el gasto en innovación para 'armarse' ante la crisis

  • La confianza empresarial en Granada aumenta más de 10 puntos gracias a las mejores perspectivas de la hostelería y el sector servicios · Las empresas incrementan sus gastos en factores claves como la innovación, la formación y la internacionalización

La crisis se ha hecho demasiado larga como para que las empresas esperen con los brazos cruzados a que termine sin tomar ninguna medida para minimizar sus efectos. Aunque no todo el tejido empresarial granadino se ha visto con posibilidades para afianzar su posición o incluso intentar crecer en una coyuntura económica que hace de la supervivencia una aventura, un elevado porcentaje de compañías ha optado por armarse con las herramientas de futuro: innovación, formación y exportación.

Según el último Indicador de Confianza Empresarial (ICE) elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Granada, durante el primer trimestre del año un 40,2% de las empresas granadinas han aumentado su inversión en innovación, apostando por la adquisición de las últimas tecnologías, la compra de nuevas maquinarias o el diseño de nuevos productos y servicios. También un elevado porcentaje de firmas granadinas, del 40,6%, ha decidido incrementar su presupuesto en formación; mientras que alrededor de un 51,8% ha aumentado su gasto en personal, transporte propio y nuevas infraestructuras dedicadas a la internacionalización.

El presidente de la Cámara de Comercio de Granada, Javier Jiménez, hace hincapié en lo positivo de estas cifras. "Innovación, internacionalización y formación son, como se sabe, los tres ejes sobre los que la economía granadina tiene que apuntalar su recuperación", asegura Jiménez, que apuntó que es "muy interesante que las empresas estén enfocando sus inversiones en esa dirección".

Claro que también hay otras partidas que requieren desembolsos importantes por parte de las empresas, como el gasto en personal y la adquisición de patrimonio o material. En conjunto -contando con las inversiones en innovación, formación y exportación y con los desembolsos más corrientes-, un 50,9% de las empresas granadinas han mantenido estable su inversión durante el primer trimestre del año, mientras que un 24,9% las han incrementado y un 24,2% no ha tenido más remedio que reducirlas.

El hecho de que sean más las empresas granadinas que mantienen e incrementan su inversión que las que la reducen es un indicador de que el clima económico parece mejorar, aunque sea moderadamente. No es el único. En un solo trimestre el Indicador de Confianza Empresarial ha aumentado 10,39 puntos y, aunque continúa en negativo -en un -4,9, para ser concretos-, muestra la tendencia favorable de la confianza de los empresarios granadinos. "Es importante la mejora del Índice de Confianza Empresarial, básicamente ligado a las expectativas de los empresarios, en la línea de lo que está ocurriendo a nivel nacional", señala el presidente de la Cámara de Comercio, que descifra el porqué de esa mejora de las expectativas. "Mucha de esa mejora está fundamentada en las perspectivas que los empresarios tenían para la Semana Santa, lo que además asegura que el ICE del tercer trimestre también mejorará, ya que los resultados de Semana Santa fueron, en efecto, buenos".

Pero, ¿cuáles son los sectores más optimistas dentro del empresariado granadino? Pues la hostelería y los servicios. En el caso del sector hostelero, el Índice de Confianza Empresarial es de -4,29, once puntos superior al del último trimestre de 2010. Pero lo curioso es que las empresas de otros servicios sean las únicas con un ICE en positivo, de 0,52. "Esto implica que estas empresas están percibiendo un crecimiento de la actividad del tejido empresarial en general", adelanta Javier Jiménez.

En el extremo opuesto se encuentran el comercio, la construcción y la industria, que registran índices de confianza negativos e inferiores en todos los casos al -15. Los que mejores expectativas tienen, dentro de lo malo, son los comerciantes, con un ICE del 15,41 que mejora en cuatro puntos respecto al último trimestre de 2010. Los constructores han mejorado sus esperanzas alrededor de siete puntos, pero continúan teniendo un ICE muy negativo, del 32,67.

El peor dato es el de la industria, que ha registrado una caída de 32,5 puntos alcanzando su valor más negativo desde que se elabora la estadística: -37,9. "Es preocupante este drástico descenso. Me gustaría ser cauto y esperar al próximo ICE para ver si se trata de un hecho puntual o se sostiene", explica el presidente de la Cámara, que en cualquier caso deja muy claro que "la atención a la industria granadina tiene que ser un hecho diferenciador de la economía granadina en el proceso de recuperación tras la crisis económica".

El informe de la Cámara de Comercio desvela que todavía son muchas las empresas granadinas que ven muy lejana -si la ven- la luz del final del túnel. Durante el primer trimestre del año la cuarta parte de las empresas granadinas (un 25,7%) ha detectado un empeoramiento de su situación económica, lo que significa que los negocios con cifras negativas a sus espaldas han aumentado en 10 puntos respecto al trimestre anterior. Claro que hay quien consigue mantenerse estable pese a la crisis y sus avatares, ya que más de la mitad del tejido empresarial granadino considera que su situación es estable.

Y los hay con más suerte. Según el estudio de la Cámara de Comercio, un 17,5% de las empresas granadinas considera que su negocio ha experimentado una evolución positiva durante el primer trimestre de 2011, el cuarto año de la crisis económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios