Los expertos esperan niveles extremos de polen de olivo y gramínea

  • Las lluvias registradas este invierno han provocado una floración fuerte de las especies

La Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (AlergoSur) ha alertado de que las abundantes lluvias registradas durante este invierno en la provincia de Granada provocarán que en los meses de mayo y junio se alcancen niveles "extremos" de polen de especies como el olivo o la gramínea, con floración en estos meses.

Según ha informado este colectivo en un comunicado, la polinización de las gramíneas, prevista en el calendario polínico para principios de mayo, podría situarse por encima de los 200 granos de polen por metro cúbico de aire, lo que se considera niveles extremos.

No obstante, el alergólogo Julián López ha asegurado que el "gran protagonista" de la primavera en la provincia de Granada será un año más el polen de olivo, debido a que ocupa la mitad de la superficie cultivada y también a la proximidad con Jaén. De hecho, la mayoría de los alérgicos al polen lo son al de este árbol.

La polinización del olivo suele coincidir con la segunda quincena de mayo y primera de junio, fechas en las que se alcanzarán niveles extremos por encima de los 500 granos de polen por metro cúbico de aire y que en "días puntuales" incluso puede superar los 5.000 granos.

Con todo, las previsiones en este campo son difíciles de hacer ya que la climatología depende mucho y si vuelven las lluvias pueden aplacar los niveles de polen concentrados en la atmósfera y que no afecte tanto a los alérgicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios