Los hospitales gastan más de 13.000 dosis de fármacos al día

  • Los antibióticos son los fármacos que más se 'consumen' en los hospitales de la capital junto a antiinflamatorios y analgésicos · El gasto anual supera los 50 millones de euros entre los dos centros

Cuando una persona acude a un servicio de urgencias o está ingresada en un hospital por alguna patología, sabe que lo que no van a faltar son fármacos de todos los tipos, dosis e indicaciones. Pero no por obvio y rutinario tiene que pasar desapercibida la gran cantidad de medicamentos que se gastan en los hospitales. Casi cinco millones de dosis (unidades) en un año, teniendo en cuenta que entre los dos hospitales de la capital, el Clínico San Cecilio y la Ciudad Sanitaria Virgen de las Nieves, se gastan en un día unos 13.400 fármacos.

El Clínico dispensa unas 4.300 dosis al día y el Virgen de las Nieves 9.100, contando su mayor número de camas y centros (Trauma, Materno, Hospital General y San Juan de Dios).

Según explicó el jefe de servicio de Farmacia del Clínico, José Cabeza, la misión de su unidad es "mejorar el estado de salud de los pacientes atendidos en el hospital promoviendo el uso adecuado de los medicamentos basado en la evidencia científica con criterios de eficacia, seguridad, eficiencia y calidad".

Evidentemente, hay servicios en los que se necesitan más fármacos que otros y patologías en las que el gasto en medicamentos es muy elevado por ser terapias innovadoras o nuevas y ser todavía muy caras.

Por servicios, los que más consumen son los quirófanos, unidades de cuidados críticos, urgencias y medicina interna.

En cuanto a los fármacos, los más utilizados en los hospitales son los antibióticos y analgésicos.

Pero los pacientes ingresados no son los únicos 'clientes' de este servicio. Desde las unidades de Farmacia también se atiende a pacientes externos, es decir, personas con patologías que requieren de una medicación que sólo se puede suministrar en un hospital. Se trata de personas afectadas, por ejemplo, por cáncer, VIH, esclerosis, hepatitis o hemofilia, entre otros. Para ellos existe un servicio específico en el que se les suministra su medicación por ser patologías crónicas.

Esta dispensación tiene, incluso, un coste económico mayor que el servicio a pacientes ingresados. Así, en el Virgen de las Nieves los pacientes ingresados suponen un gasto de 10,5 millones de euros al año mientras que los externos 'consumen' 21 millones.

En el Clínico, de los 19,5 millones de euros anuales de gasto farmacéutico, el 75 por ciento (14,5 millones) corresponde a los pacientes externos. "Se trata de fármacos que tienen un coste muy alto porque son muy novedosos. Dianas terapéuticas de muy elevado coste", aclaró el director de la Unidad de Gestión Clínica de Farmacia del Virgen de las Nieves, Miguel Ángel Calleja. Entre los dos centros, más de 50 millones de euros en fármacos.

El funcionamiento de los servicios es muy similar. Los dos tienen instalada la prescripción electrónica, que destierra las hojas de medicación de papel en las que el médico indicaba a mano los fármacos de cada paciente y su administración, lo que aumenta la seguridad e idoneidad de la medicación. "Esta prescripción se valida por un farmacéutico por medidas de seguridad y vigila que las dosis sean las correctas y no existan interacciones. Aunque el médico lo controla, es un paso más de seguridad", explicó Cabeza.

Cada día a las 15.00 horas, se envían a las plantas los carros con las bandejas que incluyen un cajetín con el nombre de cada paciente. "Este cajetín incluye los fármacos que necesita el paciente para las próximas 24 horas, que luego la enfermera lleva a la habitación", dijo Calleja. Los servicios de Farmacia disponen de un gran 'armario' que controla digitalmente el fármaco que necesita cada paciente e indica de qué zona hay que cogerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios