Los nuevos pasos inferiores del Metropolitano facilitan los accesos al Cerrillo

  • Las dos estructuras de las obras del Metro salvan la línea ferroviaria y la autovía A-44

El Metro de Granada ha concluido las obras de dos pasos inferiores en el Cerrillo de Maracena. Esta zona constituye el nexo de unión del trazado del Metro ligero entre Granada y Maracena, y para la ejecución del futuro sistema de transportes se ha tenido que salvar dos obstáculos, la línea ferroviaria Granada-Moreda y la autovía A-44.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, María José Sánchez Rubio, visitó ayer las obras del Metropolitano en esta zona y señaló que "la obra civil del tramo Cerrillo Maracena- Villarejo se encuentra en un 70% de ejecución". En la visita ha estado acompañada del director gerente de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, Rafael Blanco, y la delegada provincial de Obras Públicas, Nieves Masegosa, además de varios representantes vecinales de Cerrillo Maracena.

Según informó la Junta, la ejecución de estas dos estructuras singulares se ha acometido con el mismo procedimiento constructivo, consistente en el empuje de un cajón hincado de hormigón armado. El paso bajo la línea ferroviaria Granada-Moreda y la autovía A- 44 comenzó a ejecutarse a principios de año, y tiene una longitud de 52 metros por 11 metros de anchura y 5,5 de altura.

Por su parte, en el paso inferior peatonal que conectará con la parada en superficie de Cerrillo Maracena se acaban de concluir todos los trabajos de infraestructura. Tiene una longitud de 36 metros, por 6 metros de ancho y 4,3 metros de altura. La infraestructura permitirá a los vecinos de Cerrillo Maracena beneficiarse de este nuevo punto de unión, no sólo con la parada del Metro ligero granadino sino con el resto de urbanizaciones de la zona noreste de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios