Una joven, a disposición judicial por denunciar una falsa agresión

  • Alegó que un taxista quiso propasarse sexualmente y que la amenazó y le insultó

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de imputada no detenida a una joven de 22 años, vecina de Armilla, como presunta autora de un delito de denuncia falsa después de que denunciara a un taxista por "insultos, amenazas e incluso por una agresión sexual que nunca tuvieron lugar".

Según informa en un comunicado el Instituto Armado, la joven imputada acudió a la Guardia Civil el pasado 31 de mayo para denunciar a un taxista porque el pasado marzo supuestamente le insultó y amenazó en la Feria de Muestras. También le acusó de abordarla por la calle sobre las 22:30 horas del 17 de mayo para amenazarla con violarla, llegando incluso, según su testimonio, a desabrocharle el pantalón y a tocarle sus partes íntimas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios