Los médicos rurales del SAS son de los peor pagados de todo el país

  • Las diferencias salariales llegan hasta los 16.600 euros menos al año que en comunidades como Murcia · Todos los tipos de contratos están por debajo de la media nacional · Piden la homologación

Comentarios 1

Las diferencias salariales entre los distintos sistemas de salud del país son abismales. La adquisición de competencias sanitarias por parte de las comunidades autónomas hace que cada sistema establezca unas retribuciones y complementos a sus facultativos. En todas las especialidades médicas hay diferencias, pero quizás en la de medicina de familia, y más concretamente en el caso de los médicos rurales, la situación es incomprensible. Un médico rural en Granada y en el resto de provincias andaluzas cobra hasta 16.600 euros menos al año que otro que realiza el mismo trabajo en Murcia, por ejemplo.

Con estas diferencias, los médicos rurales andaluces se encuentran a la cola en retribuciones en España, con todas las opciones de contrato con sueldos por debajo de la media nacional. Las diferencias del Servicio Andaluz de Salud (SAS) con otras comunidades son todas superiores a 7.000 euros brutos al año.

Los datos se desprende del estudio comparativo Retribuciones de cuatro tipos de médico rural en España. Año 2007, realizado por el vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Granada y Vocal de Medicina Rural del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Médicos, Vicente Matas, presentado este mes en la Asamblea de Atención Primaria Rural.

Los médicos rurales son los que trabajan en núcleos de población de menos de 10.000 habitantes y con situaciones de aislamiento, dispersión y con unos cupos de unas 1.000 cartillas sanitarias (cuando en las capitales superan las 1.500).

Según Matas, en Andalucía en 2003 ya se estaba a la cola del país en retribuciones, con diferencias "escandalosas". Pero luego, en 2006, con la puesta en marcha de acuerdos como el aumento del precio de la hora de guardia, se creció un poco "pero el año pasado se agravaron de nuevo porque el resto de comunidades ha subido más".

Esta situación afecta en Andalucía de manera significativa a Granada, por el número de municipios y pequeños anejos. De hecho, en la provincia, de los casi 700 médicos de Primaria, la mitad, más de 300, tienen consideración de médico rural.

En los cuatro tipos de médicos analizados estamos por debajo de la media nacional. En el caso de propietario de plaza sin exclusividad y sin guardias, en Andalucía el sueldo bruto anual es de 41.043 euros, el más bajo del país. Contrasta con los más de 57.000 euros que percibe un médico con las mismas características en Murcia. La media en este caso es de 50.646 euros y las diferencias llegan a los 16.593 euros.

También está el propietario de una plaza con exclusividad y sin guardias. En Andalucía percibe 51.452 euros anuales frente a los 62.707 de Ceuta y Melilla (donde se cobra un complemento por residencia). Andalucía es la segunda por la cola tras Navarra. La media supera los 54.800 euros. Hay hasta 11.255 euros de diferencia.

El propietario con exclusividad y guardias recibe bruto al año en Andalucía poco más de 64.000 euros, 8.424 menos que el que más cobra, que lo hace también en Ceuta y Melilla. En esta categoría tampoco se alcanza la media de 65.456 euros.

El interino también sufre desigualdades. El que trabaja en exclusividad y con guardias percibe 54.351 euros frente a los 62.215 de máximo español.

"Las diferencias son por los complementos. El sueldo base es en todas las comunidades igual menos en Navarra. Las desigualdades llegan en los complementos específicos por exclusividad, las guardias, el complemento de destino y el cupo. La diferencia en las guardias es clara y, por ejemplo, en Murcia se cobran a 30 euros el festivo y 25 los laborables mientras que en otras comunidades es de la mitad", dijo Matas.

Por comunidades, las mejor situadas son La Rioja, Murcia, Madrid y Ceuta y Melilla (ésta con la particularidad de que cobran un complemento por residencia). Por la cola, están Andalucía, Aragón y Navarra, entre otras.

Matas insistió en la necesidad de que "se homologuen los sueldos", algo lógico para el personal que tiene la misma formación, se le exige lo mismo y realiza prácticamente el mismo trabajo. Así, dijo que la transferencia de la gestión a las comunidades en materia sanitaria es importante pero en ciertos casos como los sueldos tendría que ser igualitarios.

La diferencia salarial no sólo influye en el bolsillo de los facultativos sino que tiene incidencia en las plantillas andaluzas. "Es normal que por estas condiciones laborales luego falten médicos. Diferencias leves serían normales pero no de estas cantidades", confirmó el vocal del Colegio de Médicos de Granada Vicente Matas. Así, los médicos andaluces emigran a otras comunidades donde están mejor pagados e incluso a otros países, donde se paga mejor que en España. Además, hay cierto rechazo a seleccionar la medicina de familia en los MIR. De hecho, este año han quedado en España más de 250 vacantes de medicina de familia que no han sido seleccionadas por los médicos en formación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios