Una mujer, herida al intentar apagar un fuego en su casa

  • Teme que el incendio sea intencionado, ya que sufría amenazas

Una mujer sufrió ayer quemaduras de segundo grado en el rostro y las manos al intentar apagar el fuego que se declaró en su vivienda, situada en el municipio de Cájar, y cuyo origen se investigará porque la víctima había denunciado que sufría amenazas, según informaron fuentes del Cuerpo de Bomberos.

Aunque en principio, tras las primeras investigaciones, no se han hallado en la casa indicios de que el fuego fuese intencionado, ante el conocimiento de la denuncia por amenazas que había interpuesto la mujer, se ha propuesto la apertura de una investigación.

El fuego se inició pasada la medianoche en la planta superior de una casa pareada ubicada en la Calle Murillo de Cájar y destrozó todo el mobiliario, lo que la mujer trató de evitar, sufriendo quemaduras por las que tuvo que ser trasladada de inmediato a un centro hospitalario. Toda la planta del edificio resultó afectada por el humo y las llamas, especialmente el salón de estar, donde se originó el fuego por causas que aún se desconocen.

No fue el único incendio que se registró ayer en la provincia. En la Placeta del Boquerón de la capital ardió un transformador pasadas las 15.00 horas, generando una gran alarma entre los vecinos que salieron de inmediato a la calle para comprobar lo que estaba sucediendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios