"Las nuevas tecnologías no deben sustituir al trato directo tutorial"

  • El presidente de FAPA-Alhambra reclama formar a los padres en programas informáticos

Utilizar las nuevas tecnologías para realizar un seguimiento educativo en los colegios e institutos es positivo, pero siempre que los interlocutores sepan hacer uso de ellas.

Para el presidente de la Federación de Padres de Alumnos de Granada (FAPA-Alhambra), José Antonio Puerta, éste es el principal escollo de la Plataforma Pasen: "la mayoría de los padres no tienen conocimientos informáticos y, por tanto, no pueden comunicarse vía internet con los tutores de sus hijos".

Puerta reclama a la Delegación de Educación que oferte cursos de nuevas tecnologías para los padres de los alumnos y, sobre todo, que tenga en cuenta que muchos de ellos no disponen de medios para recibir las comunicaciones de los docentes.

"En ningún caso las nuevas tecnologías deben sustituir al trato directo de las tutorías", apunta el presidente de FAPA-Alhambra.

Las tutorías en Infantil y Primaria están reguladas en una hora a la semana, normalmente los lunes, pero en Secundaria depende del libre arbitrio de cada centro. Puerta es partidario de fomentar la comunicación entre padres y docentes "cara a cara" y, en caso de utilizar algún medio, que sea vía telefónica.

"Cuando un padre recibe un mensaje a su móvil en el que se le comunica que su hijo ha faltado a clase se vuelve loco de intranquilidad porque, si además está trabajando, no sabe cómo contactar con él", explica el portavoz de los padres de alumnos de Granada. "Es mejor que los profesores te llamen por teléfono y te expliquen las circunstancias del caso", continúa Puerta.

FAPA-Alhambra considera muy positivo cualquier seguimiento y comunicación que se establezca entre los centros y los tutores familiares del alumnado, pero "hay cuestiones que no se pueden quedar en un mensaje de móvil".

Los enseñantes, sobre todo los de Secundaria, se quejan de que los padres muestran muy poco interés en todo lo relativo a la formación de sus hijos y que participan poco en las actividades extraescolares, en las reuniones del AMPA o en las convocatorias de los consejos escolares.

Por su parte, los padres se quejan de las limitaciones que ponen los centros a los encuentros con los enseñantes. "A veces pasa todo un trimestre antes de que un padre pueda conseguir que un profesor le atienda". La Federación de Padres de Granada demanda que los padres puedan tener un acceso directo con los tutores cualquier día de la semana, sobre todo si ha sido comunicado de alguna incidencia con su hijo. "El trato directo entre los docentes y las familias no se debe romper nunca por muchas tecnologías que tengamos", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios