Las patrullas ya se hacen en bicicleta

  • La Policía Local pone en marcha un grupo dentro de la Unidad de Barrios que recorrerá en bici toda la cadena de parques que recorren el Cinturón de la capital · El primer mes de trabajo se ha cerrado con éxito

Comentarios 4

Los llamados policías ciclistas se venían viendo en la ciudad desde hace al menos tres años pero sólo aparecían de manera puntual. Actuaban principalmente en actividades deportivas como la Media Maratón o en otras concentraciones parecidas, pero su presencia dejará de ser esporádica para convertirse en algo habitual.

Desde hace un mes Granada cuenta con un grupo fijo de policías que patrullan en bicicleta. Pertenecen a los policías de barrio pero se centrarán en realizar un recorrido por los parques de la ciudad, que será su principal centro de operaciones. "Los espacios verdes han aumentado de manera considerable en la ciudad y controlar estos enclaves es una de las prioridades de las patrullas de barrio. Al ser una zona libre de humos hacer la patrulla en moto no nos parecía muy adecuado así que el uso de la bicicleta era una de las mejores opciones", explica Eduardo Moral, el concejal responsable de la Seguridad Ciudanana.

Los policías se repartirán en horario de mañana y tarde y, aunque se concentren en estos puntos específicos, podrán trabajar en cualquier punto de la ciudad siempre que sean requeridos o haya una necesidad importante que presencien directamente. El control de los parques se ha convertido en un punto importante dentro de los cometidos de los agentes locales. Y es que durante las horas escolares, las plazas y parques son el lugar preferido para pasar las horas por muchos alumnos.

La Policía de Barrio tiene controlados muchos puntos a los que los jóvenes acuden para saltarse las clases, fumarse algún 'porro' y mercadear a pequeña escala entre otros alumnos. "De esta manera, los agentes ciclistas y los policías de paisano podrán controlar estas situaciones que preocupan tanto a los padres".

Y por otro lado, las noches también son amigas para que los adolescentes entren en ellos y hagan pequeños botellones sin que nadie se dé cuenta. "Este tipo de hechos son los que queremos evitar y con esta patrulla creemos que se podrá conseguir", confía el concejal.

No sólo el tema del consumo de estupefacientes o los botellones alertan a los agentes. Si hay un problema que está azotando la ciudad en los últimos años ese es el vandalismo urbano. "Los parques y jardines están siendo objetivo de destrozos y hasta del robo de plantas", comenta Moral.

La intención del área de Seguridad y Participación Ciudadana es que el número de agentes dedicado a estas tareas aumente, al igual que la disposición de bicicletas. "Este año no estaba contemplado en el presupuesto adquirir este tipo de vehículos así que los agentes utilizan las suyas propias, aunque sí le hemos comprado la equipación". Lo que la Concejalía intenta es encontrar algún tipo de patrocinio que pueda facilitar el material y así potenciar el grupo.

La puesta en marcha de este servicio coincide con la apuesta del Ayuntamiento para ampliar los carriles bicis en la ciudad y conectarlos con el Área Metropolitana y la aprobación de la llamada Ordenanza para Ciclistas y Peatones. Toda una normativa que incluye los derechos y deberes de los conductores a dos ruedas y las facilidades que tendrán con el uso de este vehículo. Un vehículo que se ha puesto de moda en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios