El periplo del futuro recinto ferial

  • Desde que en el año 2000 el gobierno del tripartito aprobó el traslado de las instalaciones del Corpus, se han barajado como alternativas una zona junto a Mercagranada, la Vega y unos terrenos de la Ronda Sur

Con una 'orden de expulsión' de su actual ubicación, el recinto ferial de Almanjáyar busca un nuevo espacio donde poder establecerse. Pero cada día que demora su traslado aumenta en 726 euros en concepto de intereses la deuda del Ayuntamiento de Granada con la Junta de Andalucía, propietaria de los terrenos, en concreto con la Empresa Pública del Suelo en Andalucía (EPSA) por el mantenimiento del solar. Con esa espada de Damocles sobre sí, el gobierno local del PP, que debe ya alrededor de un millón de euros, ha tendido esta semana la mano a la oposición para acordar por fin el futuro emplazamiento. Esta negociación podría ser el último capítulo del debate sobre la localización de la feria, un periplo que dura ya más de ocho años.

En el año 2000 el gobierno tripartito (PSOE, IU y grupo mixto) aprobó en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) el traslado de las instalaciones del Corpus a la zona de Bobadilla, junto al Mercagranada. Los terrenos del actual ferial se calificaron como zona urbanizable para VPO. El equipo de gobierno municipal procedió a la venta de los terrenos a EPSA, que se realizó en 2002.

Cuando el PP llegó al poder, en el año 2003, denunció la venta por considerarla negativa para el Consistorio. El edil de Urbanismo de entonces, Luis Gerardo García-Royo, descartó el traslado a Bobadilla y presentó como alternativa el traslado del ferial a la Vega, junto a la rotonda de acceso al centro comercial Neptuno.

La propuesta generó una fuerte polémica y Urbanismo desestimó el traslado, que hubiese tenido que negociar con la Junta porque la Vega goza de protección especial. Se intentó recalificar los terrenos y el Ayuntamiento inició en junio de 2004 el decreto de declaración de lesividad por la venta del recinto ferial de Almanjáyar.

Ante la negativa de la Junta al cambio a la Vega, el municipio propuso un área junto a la Ronda Sur, cerca de los túneles del Serrallo, una ubicación que también fue rechazada.

Entonces el alcalde anunció su intención de no abandonar el el recinto y, en 2005, Urbanismo sugirió a EPSA otros terrenos para quedarse con la zona de Almanjáyar, que se llegó mejorar con nuevos sistemas de suministros.

Tras agotar los trámites legales contra la venta del espacio de Almajáyar, el Ayuntamiento granadino debía abandonar los terrenos en junio de 2006. Pese a la sentencia, el Corpus ha seguido celebrándose en la zona Norte ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo institucional para su cambio. Además, el municipio no incluyó ninguna propuesta de traslado de las instalaciones en su nuevo PGOU, que se presentó en enero de 2008.

Con ese panorama incierto, el edil de Relaciones Institucionales y Fiestas Mayores, José María Guadalupe, invitó el lunes a la oposición a "sentarse a negociar". Un envite que Javier Torres Vela, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, aceptó inmediatamente. Pero, hasta la presente, las dos principales fuerzas políticas concurren a la convocatoria sin hacer públicas sus cartas de nuevas propuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios