Más de 200 personas se movilizan contra el derribo de la antigua estación

  • El Ayuntamiento hizo la convocatoria para mostrar el rechazo por la actuación de Adif

Unas 200 personas participaron ayer tarde-noche en la manifestación convocada por el Ayuntamiento de Loja para protestar contra el derribo de la estación vieja, cuyo edificio fue derruido hace hoy ocho días. Ante la llamada del Consistorio, los lojeños se movilizaron para mostrar su rechazo contra esta actuación por parte de Adif y el Ministerio de Fomento y volvieron a reclamar -como lo han venido haciendo desde el primer momento- que se vuelva a levantar el edificio "ladrillo a ladrillo".

La manifestación partió pasadas las 20 horas desde el Museo del Agua. Desde ahí se dirigió hasta el puente Aliatar, para continuar por la carretera de Priego con dirección a la propia estación vieja, junto a los barrios de las Peñas y La Esperanza, donde concluyó junto a los restos del propio edificio derruido, donde se dio lectura a un manifiesto por parte del propio alcalde lojeño.

Una amplia pancarta que decía 'Juntos por nuestro patrimonio' encabezó la comitiva, que estuvo formada por representantes políticos tanto del PP como del PSOE, así como por vecinos. Por su parte, la Asociación 'AVE Sí, pero no así' esperaba junto a los restos de la vieja estación con pancartas reclamando la Variante Sur y en contra del actual proyecto de Fomento, así como del derribo del edificio.

Precisamente, se cumplían ya 151 años desde que se alzara esta estación, que ahora se ha derribado cuando, según el equipo de gobierno de Loja, "lo que se ha venido hablando siempre ha sido de su restauración", justificó el alcalde lojeño, Joaquín Camacho, quien dijo claramente que "se ha maltratado y se ha faltado el respeto a los lojeños, al Ayuntamiento de Loja y a la historia y el patrimonio de una ciudad tan importante en el conjunto de Andalucía". Igualmente calificó de "inadmisible" que una provincia de Granada no tenga tráfico ferroviario durante dos años.

Camacho volvió a defender que le fue remitido un documento informativo en marzo de 2014 del proyecto de obras para la llegada del AVE a la provincia en que se hacía referencia a la "remodelación" de la estación para posteriormente proceder a un "cambio de criterio que no fue comunicado al Ayuntamiento" que podría haber adolecido de "indefensión legal" pues no pudo alegar ante un proyecto de "demolición", que ha sido calificada por el regidor lojeño como "innecesaria e injusta".

El primer edil lojeño volvió a dejar claro que esta "reivindicación es clara y taxativa" y sin "medias tintas", y no ha descartado convocar otra manifestación a las puertas de la Subdelegación del Gobierno, en Granada, "para defender los intereses de Loja". En este sentido, volvió a pedir "unidad a todos los partidos" más allá de diferencias políticas, "y dejando atrás defensa de gobiernos que en este caso no corresponde", puesto que se trata de una cuestión que ha causado "muchísima indignación" entre la población lojeña.

Por ello, exigió al Gobierno la reconstrucción de la estación demolida "piedra sobre piedra, ladrillo a ladrillo y con la misma fisonomía que tenía, a fin de poderle dar uso cultural a disposición de la ciudad de Loja". El presidente de la Diputación, José Entrena, también se sumó a la manifestación "no sólo como presidente, sino también como diputado de esta comarca".

Según Entrena "se está actuando de manera chapuzera en este proyecto de AVE para Granada, porque sin Variante de Loja no hay AVE de verdad en Granada ni futuro para el transporte de pasajeros y mercancías y hay que decirle al Gobierno basta ya y que esto es un error más para los ciudadanos de Loja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios