Un premio a los jóvenes más sobresalientes

  • La Fundación Caja Rural homenajea a los 28 estudiantes con los mejores expedientes de la UGR, que logran un premio de 1.000 euros

Con demasiada frecuencia se habla de la generación nini, ese grupo de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Sin embargo la Fundación Caja Rural demostró ayer que en Granada, de generación nini, nada de nada. El auditorio de la entidad bancaria celebró la II edición de los premios UGR-Caja Rural, un emotivo acto donde 28 jóvenes alumnos de la Universidad de Granada recibieron un premio por sus excelentes expedientes académicos.

Los jóvenes, licenciados en carreras como Historia, Filología Hispánica, Física, Bioquímica, Farmacia o diplomados en Nutrición y Dietética recogieron un premio dotado con 1.000 euros sufragado íntegramente por Caja Rural. Un acto al que se acercaron diversas personalidades de Granada, como el rector de la UGR Francisco González Lodeiro y el presidente de Caja Rural, Antonio León.

Uno de los premiados, José Ortíz, licenciado en Historia con una nota media de 9,56 fue el encargado de ofrecer unas palabras en representación de sus compañeros. Ortíz declaró estar realmente contento con la obtención de este galardón que premia el esfuerzo de estos estudiantes a lo largo de su paso por la Universidad de Granada. Él mismo es ejemplo de esta dedicación plena a los estudios. Según relató, mientras cursaba la licenciatura de Historia estudiaba cada tarde una media de cuatro horas. Un hábito que no ha abandonado pues en la actualidad está cursando un Máster en Arqueología. Su sueño: sacarse el Doctorado para ser profesor de la Universidad de Granada.

Ortiz relató que su auténtica pasión es la historia, en especial la de Roma pero entre los premiados también había diversas titulaciones como son Fisioterapia, Investigación y Técnicas de Mercado, Relaciones Laborales, Documentación o Ingenierías.

En su discurso, además de felicitar a estas instituciones por los premios, calificados de "justos y necesarios", reivindicó el importante papel de los docentes. Además, en reiteradas ocasiones se dirigió a los responsables políticos para que "propicien los medios necesarios que faciliten el desarrollo y la salida de la crisis" y no permitan que la generación mejor preparada de la historia, que ellos representan, sea una generación "perdida" o se vea obligada a salir de nuestro país.

Por su parte, el presidente de Caja Rural, Antonio León, además de felicitar a los premiados destacó el compromiso de la entidad granadina con la Universidad, de la que procede gran parte del talento y la profesionalidad del personal de Caja Rural. Asimismo, León hizo un llamamiento a estos jóvenes para que intenten desarrollarse profesionalmente en nuestro país y no contemplen la salida al extranjero como la única opción de futuro impuesta por la situación económica. "Hay por hacer grandes cosas en nuestro país y tenemos sectores y empresas que siguen siendo competitivos", añadió, a la vez que instó a los grandes talentos a resistir, no resignarse y anticiparse a la situación con imaginación, trabajo y esfuerzo, como el que han demostrado durante su trayectoria universitaria.

El rector de la Universidad, González Lodeiro, recordó que la calidad y excelencia de los estudiantes es uno de los principales pilares de la institución académica. Por otra parte subrayó "que nuestra Universidad es la que consigue un mayor número de becas de investigación de todas las españolas debido, sobre todo, a los expedientes académicos de los alumnos".

Esta es la segunda edición de unos premios creados en 2010 gracias al acuerdo suscrito entre Caja Rural y la UGR que tiene como objetivos además de premiar el esfuerzo y el talento a través de los mejores expedientes, fomentar el desarrollo de programas de Docencia, Investigación, Desarrollo e Innovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios