2018: ¿Hacia un presupuesto prorrogado por tercer año?

  • Los grupos de la oposición exigen al PSOE trabajar de forma urgente para actualizar las cuentas

Aprobar un nuevo presupuesto municipal se ha convertido en una misión imposible. Aprobar un nuevo presupuesto municipal se ha convertido en una misión imposible.

Aprobar un nuevo presupuesto municipal se ha convertido en una misión imposible. / g. h.

La pesadilla se repite. En la última comisión de Economía se barajó la posibilidad de que el Ayuntamiento se vea obligado a prorrogar el presupuesto de 2015. Una idea que ayer cobró fuerza y provocó las críticas de la oposición que exigió al PSOE que se esmere para lograr la actualización de unas cuentas que se han quedado obsoletas tras tres años. El concejal del PP Francisco Ledesma ya lo advirtió tras el encuentro. "Baldomero Oliver ha reconocido que nos encaminamos hacia un presupuesto prorrogado, es lamentable", criticó Ledesma, cuyo partido ha propiciado la aprobación del plan de ajuste para absorber 90 millones de euros de remanente negativo de tesorería en los próximos cinco años. Lo de aprobar el presupuesto parece más complicado. Las semanas se pasan y los plazos se agotan mientras el PSOE se ve obligado a mover dinero de un lado a otro para tapar los agujeros.

Ante esta situación, el portavoz de IU, Francisco Puentedura, hizo ayer un llamamiento para que el alcalde se ponga a trabajar, ya que sin este documento se comprometen servicios como el transporte público, el mantenimiento o limpieza además de hacer imposible ejecutar las primeras inversiones de los fondos europeos DUSI. "Los plazos corren y si no hay expediente formalizado para la semana que viene no dará tiempo a tener antes de finalizado el año un presupuesto aprobado, lo que abocará al Ayuntamiento a una tercera prórroga presupuestaria", destacó el edil, quien señaló que antes "la excusa era la necesidad de un plan de ajuste, pero ya está aprobado: "¿Qué excusa tiene ahora el alcalde para no cumplir con sus responsabilidades", se preguntó.

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, destacó que el hecho de que Granada arrastre los presupuestos de 2015 significa que ni PP ni PSOE tenían ni tienen un proyecto. "Toca ajustar a la ciudad, al Ayuntamiento, que es lo que venimos reclamando y hace falta un proyecto, sin él nunca habrá presupuesto", dijo Olivares, quien lamentó que no haya acuerdo ni en los partidos. "Ledesma presentó un proyecto que no cuadraba entre sus propias concejalías y el PSOE tampoco se ha sentado para decidir en qué áreas se va a recortar. Hay dos opciones: o se recorta o se suben impuestos, hay una tercera, gestionar mejor".

La concejal de Vamos Granada Marta Gutiérrez también mostró ayer sus dudas sobre la aprobación. "Cuando pregunté el concejal dijo que él asumía ya que vamos hacia un presupuesto prorrogado. Ni siquiera han intentado plantear una propuesta y esto daña mucho a la economía municipal", declaró Gutiérrez, convencida de que es necesario aprobarlo para evitar "el 'parcheo' "al que nos tiene acostumbrados el PSOE: la misma práctica que tenía el PP."

El concejal de Economía, Baldomero Oliver, destacó que el equipo de Gobierno está trabajando en ello y destacó que los primeros que no muestran talante para poder trabajar son algunos de los grupos políticos que están en una dinámica de obstrucción. "Hay más voluntad de buscar problemas que soluciones", dijo Oliver, que tiene previsto hacer una propuesta de gasto a las áreas que tendrán que decir a Economía si con esa previsión se pueden cubrir los servicios en un modelo marcado por la contención del gasto. "Estamos aplicando un plan de ajuste", recordó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios