Las quejas de los vecinos, una traba para la oferta del casino de Orenes

  • Las 170 familias de Altos de Vista Nevada recelan que este proyecto se ubique en el edificio de Armilla

Edificio junto a la avenida Fernando de los Ríos, donde probablemente se proyectaría el casino de Orenes. Edificio junto a la avenida Fernando de los Ríos, donde probablemente se proyectaría el casino de Orenes.

Edificio junto a la avenida Fernando de los Ríos, donde probablemente se proyectaría el casino de Orenes. / álex cámara

Todavía queda más de un mes para que la Junta de Andalucía resuelva el concurso público para la adjudicación del Casino de Granada, un trámite administrativo que se decidirá entre finales del próximo mes de abril o principios de mayo según anunció recientemente la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero. Un equipamiento que tiene tres grandes ofertas: la del Hotel Camino de Granada y Cirsa; la de El Capricho y Novomatic; y la de Orenes y Automáticos Canarios que se ha aliado con el grupo Barceló y el centro Nevada para instalar estas infraestructura en el edificio de Armilla, frente a Fermasa. Esta última propuesta ha encontrado oposición entre los vecinos de la urbanización Altos de Vista Nevada, que no ven con buenos ojos que un casino se acabe instalando en un entorno donde conviven 170 familias.

"Torneos de póker, eventos para turistas, salas de espectáculos, terraza restaurante que linda pared con pared con la zona de ocio y descanso de nuestra urbanización", critica Carlos Alberto Cabrera Rodríguez, miembro del grupo de vecinos que temen la implantación del gran casino que ha proyectado Orenes y Automáticos Canarios para concurrir a la puja de una infraestructura que los empresarios granadinos llevan reclamando desde hace décadas para completar la oferta turística con un espacio que sería capaz de atraer más de 50.000 visitas anuales y de mover alrededor de 38 millones de euros.

Los vecinos de los Altos de Vista Nevada recelan de la implantación de un casino en un entorno urbanizado con zonas comunes y parques de ocio infantil en el que conviven muchas familias jóvenes. Desconfían que un salón de juegos pueda traer a su hábitat una gran actividad nocturna que refleje un "ambiente inadecuado para los adolescentes" de la zona. "Nos podríamos también detener en el conflicto de tráfico que generará en una ya muy castigada zona de la ciudad, la contaminación acústica y lumínica y sus enormes consecuencias al estar insertado en plena urbanización" señala Cabrera como otros de los "problemas" que han valorado los vecinos.

No obstante, la propuesta de Orenes en alianza con Barceló y el centro Nevada ha tenido que presentar una serie de informes sometidos a la evaluación de las diferentes instituciones competentes, en el que se incluirán las alegaciones presentadas por los vecinos que vivan a menos de cien metros del inmueble propuesto. Un filtro por el que también tienen que pasar las ofertas Hotel Camino de Granada con Cirsa, y El Capricho con Novomatic. La decisión final corresponderá a la Junta, que tendrá que deliberar en poco más de un mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios