Los recursos para investigación en la UGR alcanzarán los 25 millones de euros

  • Con 47 proyectos de Excelencia y 107 del Plan Nacional, la Universidad de Granada mantiene su liderazgo en Andalucía pese a que recibe un 40% menos de fondos que en 2008

La carrera de un investigador granadino es larga y está llena de obstáculos y no sólo por la incertidumbre que rodea a los insondables caminos del saber. Su dependencia económica de las instituciones públicas es total y si un año toca crisis, como es el caso de éste, no puede dormirse en los laureles, ha de estar alerta para rastrear todas las convocatorias o premios que le eviten tener que interrumpir su labor científica y volver a caminar por el desierto.

La Universidad de Granada (UGR) ha desvelado sus cuentas hace unos días con la publicación de su Plan Propio de Investigación y, aunque tiene un 40% menos de fondos regionales que en 2008, dispone de 24.599.493 euros para gastar en sus científicos. Eso sí, sus investigadores deben ponerse manos a la obra, ya que la mayoría de las convocatorias oficiales cierran sus plazos de solicitud estos días.

"La UGR es la cuarta universidad a nivel nacional en número de proyectos concedidos, unos 107 para 2009 [nueve más que el año pasado], y la primera en Andalucía", explica la vicerrectora de Política Científica e Investigación, María Dolores Suárez Ortega. Las ayudas del Plan Nacional que concede el Ministerio de Ciencia e Innovación son siempre las más importantes por su cuantía. Este año los investigadores granadinos contarán con 9.821.086 euros, lo que permitirá una media de 91.785 euros por proyecto y, el que más reciba, hasta 377.520 euros.

El Gobierno completará su aportación a la UGR con becas para formar a su personal universitario que, según publicó el BOE el pasado 20 de diciembre, serán 276 los beneficiarios este año, un dato que sitúa a esta institución en segundo lugar a nivel nacional, únicamente superada por la Complutense de Madrid (359).

El Gobierno andaluz es la segunda madre para los investigadores, sólo que este año los ha dejado un poco abandonados a su suerte. Según confirmó al Granada Hoy la máxima representante de la Política Científica de la UGR, la financiación de los Proyectos de Excelencia, que en Andalucía ha disminuido este año en un 36%, en la UGR ha sido aún más acuciante, pues únicamente se ayudará a 47 proyectos (78 en la anterior convocatoria) con 8.907.387 euros, lo que significa un descenso del 40%.

"El plazo para solicitar un proyecto de Excelencia para el próximo año está abierto hasta el día 15", advierte Suárez Ortega, quien reconoce que el sistema de evaluación para estos proyectos se ha vuelto en la edición de 2008 mucho más exigente. Las iniciativas que presentan los investigadores granadinos (unas 130 en 2008) las barema la Agencia Andaluza de Evaluación y Acreditación (AGAE) y la nota de corte el pasado curso se quedó en torno a los 60 puntos. Esto obligó al Vicerrectorado de Política Científica de la UGR a enviar una reclamación de manera oficial.

La Consejería de Ciencia e Innovación apoya además con 3.168.200 euros a 363 grupos de investigación granadinos. Un montante que confirma lo que muchos ya preveían, y es que la financiación de la Junta de Andalucía ya supera con creces a la del Gobierno español.

Con este panorama, el equipo de María Dolores Suárez ha tenido que elaborar uno de los presupuestos más difíciles en la última década del centro superior. Conscientes en el Rectorado de la crítica situación, en plena recesión, apostó por incrementar las ayudas propias con 225.420 euros más respecto a 2008. En total, serán unos 2.633.820 euros los que esta institución dedicará en 2009 a su Plan Propio. Para la vicerrectora, éste "es un programa subsidiario que completa los huecos que no rellenan los programas andaluces, nacionales y europeos.

"A mí me hubiese gustado que el incremento hubiera sido de un millón de euros más, pero esto es lo que tenemos", afirma Suárez, quien no duda en que peleará a lo largo de este año para conseguir una financiación externa complementaria. Y es que los gastos del Plan Propio del pasado curso rondaron los 2.800.000 euros, pero casi medio millón de euros procedieron de la cofinanciación.

La vicerrectora de la UGR dice que ha tenido en cuenta aquellas áreas donde se obtuvo una financiación externa en 2008 y ha tratado de rebajar su presupuesto al estimar que volverá a obtener como mínimo cantidades similares. Sin embargo, este exceso de confianza, dada la situación de crisis que invade todos los sectores de la sociedad, es más una osadía que una previsión.

Así, en el apartado de apoyo técnico, que en 2008 contó con más de 75.000 euros de cofinanciación, para este año se ha reducido considerablemente; al igual que los contratos puente, que se ganaron más de 230.000 euros extra; o la financiación de estancias breves, la que reciben los profesores visitantes o la participación en reuniones científicas, que el pasado curso fueron pagadas en su totalidad con dinero externo. Este último apartado recibirá por primera vez una cuantía del Plan Propio de 52.676 euros para asegurar la relación y formación de los investigadores de la UGR. "Todo es cofinanciable en los apartados del Plan Propio de la Universidad y este año más que nunca debemos buscar fondos externos", dice la vicerrectora.

En cambio, en la reparación del material científico, que el año pasado se gastó más de 100.000 euros, en 2009 contará con casi 66.000 euros, un montante que ha sido incrementado en casi diez mil euros; al igual que las becas de iniciación y las de formación de investigadores, pues "sabemos que gastaremos un montón y hemos destinado 92.184 euros y 513.594 euros, respectivamente", dice.

El Plan Propio de este curso prima los recursos humanos (1,5 millones de euros, un 60% del total) antes que la actividad investigadora en sí (290.000 euros) y, aunque ha introducido dos tipos de becas que no cuentan con una financiación grande, la UGR quiere ver cómo responde la demanda para ajustar esta ayuda el próximo curso. Un pulso que también tomará en su relación con las empresas. Esta vinculación la abordará la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), el centro en el que se han puesto ahora todas las esperanzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios