Donde los sentidos se rinden al rojo

  • El restaurante El Ají del Albaicín alberga la primera cena cromática realizada en Granada · El coste es de 30 euros y consta de aperitivos, cuatro platos, postre y cóctel envueltos en un ambiente totalmente carmesí

Comentarios 5

El color rojo tiene varias acepciones, desde el color de la ira al de la pasión en un sólo paso. El olor a la roja fresa y el tacto rojo del tomate, toda una mezcla para que los sentidos se rindan en una explosión roja. Este es el objetivo de la primera cena cromática de Granada que tuvo lugar ayer a las 9 de la noche en el restaurante El Ají situado en la plaza San Miguel, bajo el Albaicín.

Los comensales pudieron disfrutar por tan sólo 30 euros por persona de una cena compuesta de un aperitivo, cuatro platos, un postre y, por supuesto, un cóctel, todo ambientado en rojo. "Nosotros trabajamos con los mejores chefs, no son 'estrellas Michelín' pero son muy profesionales en la cocina", explicó José Luis García, socio de NoName, la empresa encargada en la organización de este tipo de cenas.

La cena cromática consiste, según sus creadores, en idear un ambiente capaz de dinamizar la noche granadina, ofreciendo una alternativa basada en la cultura gastronómica. De hecho, según José Luis, "los granadinos estamos acostumbrados a las noches típicas, las tapas y salir en los sitios que ya conocemos. Esta es una gran oportunidad para que los restaurantes se den a conocer de una forma distinta a sus clientes y atraer a más personas". Para este encuentro en particular, se han creado platos exclusivos para la ocasión, siempre dominados por el color rojo, y de nombres sugerentes como 'explosiones púrpuras de cerezas sobre expresiones carmesíes' o 'Ajíes encarnados en la cuerda floja'. "Los dueños pueden darse a conocer en diferentes ámbitos gracias a este tipo de eventos", afirmó José Luis.

Aunque, por otro lado, la oferta no incluyó solamente la cena. Después del menú, la fiesta continuó en el interior del local, con música y visuales, como no, de inspiración en el color rojo. "Es una total integración con el color", explicó el socio.

La empresa NoName, integrada por dos socios y varios colaboradores, lleva en funcionamiento cerca de un año y, aunque no han sido muy prolíficos, las cenas dinámicas se realizan cada quince días. El próximo evento será el próximo 15 de octubre y tratará sobre los juegos de azar y se le llamará Bingocena. Otros eventos realizados fueron la cena caníbal y la cena cuántica. Con nombres y ocurrencias tan particulares, lo mínimo es probar: "Nosotros nos encargamos de generar la mayor capacidad de sorpresa que podamos crear", concluyó José Luis.

Lo que sí es cierto, es que los que fueron a esta cena disfrutaron de una noche única y original: buena comida, buena música, buena fiesta y, sobre todo, un gran colorido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios