Los sindicatos salen a la calle para exigir una subida salarial para los 55.000 funcionarios

  • UGT y CCOO indican que la prórroga de los presupuestos no impide mejorar sus condiciones

La concentración se celebró junto a la Subdelegación del Gobierno. La concentración se celebró junto a la Subdelegación del Gobierno.

La concentración se celebró junto a la Subdelegación del Gobierno. / g. h.

Comentarios 1

La crisis ha hecho mella en el poder adquisitivo de los empleados públicos, que han experimentado en carne propia los recortes y las congelaciones salariales que también han sufrido los trabajadores de empresas privadas. Los sindicatos CCOO y UGT salieron ayer a la calle para exigir al Ministerio de Hacienda y Función Pública que inicie una negociación colectiva efectiva, así como reclamar una subida salarial para los funcionarios, que ambos sindicatos no consideran "incompatible" con una prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

La protesta, que se celebró frente a la Subdelegación del Gobierno bajo el lema 'Ahora: salarios, empleo público y derechos', sirvió para pedir mejoras laborales para los más de 55.000 empleados públicos, de los que 8.000 trabajan para el Gobierno central; 28.428 para la Junta de Andalucía; 13.629 para las administraciones locales; y 5.295 para la Universidad de Granada.

Luis Miguel Gutiérrez, secretario general de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT de Granada, indicó ayer que la prórroga de los presupuestos no es un impedimento para la negociación, ya que existen antecedentes. En 1990 y 1996, por ejemplo, se introdujeron mejoras en las leyes de presupuestos "en materia salarial, de empleo y otras condiciones". Por ello, el representante de UGT reclamó la reanudación de la mesa de negociación para la "recuperación efectiva" del empleo y del poder adquisitivo perdido desde 2010.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Granada, Rafael de la Poza, aseguró que los sindicatos han dejado claro su rechazo a la congelación salarial. "Exigimos la recuperación de los derechos arrebatados, y para eso es necesario que se abra un espacio de negociación concreto, claro y con compromisos", aseguró.

La de Granada fue una más de las concentraciones convocadas por UGT y CCOO en todas las capitales de provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios