Los sindicatos piden otro sistema para sustituir las bajas docentes

  • Es una de las principales medidas que recogen para mejorar la calidad educativa · Creen que la Junta "desvía la atención" con el debate del adelanto de curso

Los docentes están hartos de que la Junta de Andalucía sólo cubra las bajas de larga duración, es decir, las de más de 15 días. Creen que sin un sistema de sustitución ágil la calidad educativa "nunca se mejorará". Es una de las propuestas que hace Comisiones Obreras para conseguir más calidad educativa. "Las delegaciones provinciales deben poder cubrir sus propias bajas de corta duración", explica Diego Molina, secretario de la Federación de Educación de CCOO. Desde este sindicato se recuerda que, con los medios que existen ahora, la Delegación tiene conocimiento de la baja de un profesor inmediatamente, así que "debe poner en marcha el mecanismo de sustitución desde el primer día".

No es el único que lo cree. En UGT también abogan por la misma medida. "Hace falta un sistema que cubra las bajas de los docentes en 24 horas", añade Juan Martín, máximo responsable provincial de Educación en la Unión General de Trabajadores.

La Administración tarda una media de una semana en tapar la ausencia de un profesor y durante este tiempo los centros recurren al personal de apoyo, pero Martín argumenta: "si el profesorado de apoyo se destina a cubrir las bajas entonces los refuerzos no existen".

"¿Para qué servirá adelantar el curso si cada año se comienza con numerosas vacantes en cada centro?", se pregunta a su vez Gonzalo Guijarro, portavoz de la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA).

En UGT insisten en que "la solución no está en negociar tres o cinco días más de clase, sino en tener voluntad para cambiar el sistema", destaca Juan Martín, que cree que la Junta "trata de desviar la atención" sobre aspectos "que incidirán poco en la mejora de la calidad".

Las leyes marcan un mínimo de 48 horas para que "cualquier docente de Galicia, por ejemplo, que esté apuntado en la bolsa de trabajo andaluza, tenga tiempo para desplazarse hasta el centro desde donde reclaman una sustitución", explica Molina, de CCOO de Granada. Sin embargo, "la Administración no puede excusarse en que llamó al docente sustituto y que éste no cogió el teléfono -continúa Molina-; debe recurrir a otros medios técnicos para avisar al enseñante y que éste se incorpore lo más rápido posible".

La creación de mecanismos para la sustitución de manera inmediata de cualquier baja que se produzca en un colegio o instituto es sólo el primer paso. Hay otros tres aspectos que preocupan, y mucho, a los docentes. El primero es la reducción de la ratios en las clases. "Hacen falta al menos un millar de docentes más", explican en CCOO.

Ello reincidiría también en los desdobles de las líneas, que permitirían también "la calidad de enseñanza en su totalidad", cuenta por su parte Guijarro, pide también que se cumplan los reglamentos de orden y funcionamiento de los centros. "Sobre todo porque hay ocasiones en los que no se hace y al final el profesor se ve desautorizado, por ejemplo, a expulsar a un alumno que tenga varias amonestaciones que lo único que hace es molestar en clase e incidir negativamente en el rendimiento de sus compañeros", dice el portavoz de APIA.

Los sindicatos también piden la potenciación de los Programas de Cualificación Inicial en los institutos, donde los alumnos que tienen más problemas para estudiar puedan aprender una profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios