"El texto debe ser un instrumento de pedagogía para todos los granadinos"

  • Los partidos destacan que la ciudad dispondrá de un texto que regule todos los aspectos de la convivencia

Desde el grupo municipal del PSOE creen que la nueva ordenanza no debe reducirse a la regulación de la prostitución, puesto que el debate sobre la legalización o no de esta actividad no compete al Ayuntamiento y dicen que el texto va más allá. "Debe ser un instrumento de pedagogía que diga a los granadinos qué se puede y qué no se puede hacer en la vía pública", argumentó el concejal socialista Juan López, quien confía en que el documento mejore sustancialmente las relaciones personales entre los vecinos. "Las normas por sí mismas no cambian la realidad pero sí son un instrumento para mejorarla", manifestó el concejal socialista.

De esta forma, la existencia de este texto normativo permitirá que todos los ciudadanos sepan con exactitud qué es lo que pueden hacer en la vía pública y que actitudes no son adecuadas y, por tanto, serán susceptibles de sanción. Para el concejal la ordenanza tiene una doble vertiente: por un lado sancionadora y, por otro, pedagógica.

La portavoz municipal de Izquierda Unida, Lola Ruiz, alertó de la necesidad de trabajar mucho en la ordenanza antes de sacarla adelante "para no dar pasos en falso como ha ocurrido en otros temas como el botellón", relató, y añadió que el proceso debe ser lo más participativo posible aunque se prolongue un poco más en el tiempo.

"El texto se suma y, en algunos aspectos actualiza y mejora las previsiones ya contenidas en otras ordenanzas actualmente vigentes (la reguladora de actividades de ocio, la de limpieza, ornato público y gestión de residuos urbanos", explica el borrador de la ordenanza en la exposición de motivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios