Cuando tú vas, yo vengo de allí

  • Los partidos políticos han definido su calendario de manifestaciones, a las que acuden en primera línea y de las que prefieren ausentarse

Granada ciudad de la ciencia, de la cultura, de la innovación... y de las manifestaciones. El espíritu reivindicativo de la ciudad está en plena efervescencia en el último año y medio y los partidos políticos tienen perfectamente delimitado las concentraciones en las que tienen que ponerse en primera línea sosteniendo la pancarta de marras y en las que deben quedarse en casa. En la última reivindicación el 8-M para reivindicar la igualdad de género, los políticos estuvieron en un segundo plano y no encabezaron la marea humana en el manifestódromo de la Gran Vía, pero no faltaron representantes de Vamos Granada y de IU, mientras que Ciudadanos se desmarcó de la movilización y el PP organizó por la mañana un acto alternativo. También acudió el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, cuyas idas y venidas de las cabeceras de las manifestaciones han sido más que comentadas. Tras desfilar con brío en la manifestación contra el aislamiento ferroviario del 18 de septiembre de 2016, su ausencia de la que a continuación convocó el doctor Candel contra la fusión hospitalaria hizo correr ríos de tinta. Cuenca se justificó diciendo que, como alcalde, su trabajo era el de mediación con la Junta y no ponerse al frente de las concentraciones, así que desde entonces tuvo libres los domingos de manifestaciones hasta concentración por el AVE de mayo de 2017, presencia que repitió junto a multitud de cargos institucionales del PSOE en la de Juntos por Granada. Con motivo de los 1.000 días de aislamiento ferroviario el pasado 14 de enero volvió a ponerse detrás de una pancarta, lo que volverá a repetir el próximo mes de abril cuando Granada cumpla tres años sin trenes.

En el caso del PP, su ausencia de las manifestaciones por el AVE ha sido una constante en el marco de la lealtad al partido, igual que el alcalde o el presidente de la Diputación en las movilizaciones por la Sanidad. Precisamente en las convocatorias de Spiriman sí han participado con alegría los concejales del PP, que han colgado fotos en Twitter de su adhesión a la causa, aunque siempre en un segundo plano. Lo hizo el presidente provincial de los populares Sebastián Pérez el 16-0, quien también estuvo presente en la concentración para reclamar la capitalidad judicial de Granada en la concentración organizada por Juntos por Granada. Allí coincidió con el mismísimo Spiriman, que además de llevar su apretada agenda de movilizaciones participó en la primera movilización por el AVE y en la convocada para defender la capitalidad judicial.

Sebastián Pérez participó el 16-0 como uno más entre la multitud, lo que le ahorró el 'pescozón' que sufrió Íñigo Errejón, cuando intentó ponerse al frente de la cabecera ante el abucheo generalizado de la marea blanca. La portavoz del PP en el Ayuntamiento, Rocío Díaz, ha sido una de las manifestantes por la sanidad, igual que Luis Salvador, que al principio apoyó las convocatorias de Spiriman, pero que acabó dando un paso atrás cuando se convirtió en protagonista de algunos de sus vídeos y se convirtió en persona non grata para los seguidores del médico de Urgencias. Ciudadanos también ha siso asiduo a las convocatorias por el tren, cambiando el naranja por el color amarillo, aunque se desmarcó de la del pasado 8-M al entender que se había politizado la movilización. De hecho, Cs dio un paso más y, mientras el PP hizo un acto de partido para celebrar el Día de la Mujer, la concejal de la formación naranja Lorena Rodríguez fue la única en dar una rueda de prensa el mismo día de la huelga feminista.

Sin embargo, donde Ciudadanos lo dio todo fue en la manifestación por la equiparación de sueldos de los cuerpos de seguridad, donde Luis Salvador se puso al frente de la movilización, en esta ocasión con la camiseta negra de Jusapol. Salvador ocupó el centro geográfico de la manifestación, flanqueado por la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Rocío Díaz, y por la diputada del PSOE Elvira Ramón.

El alcalde no se sumó a esta convocatoria, igual que a la que organizó la plataforma Juntos por Granada con motivo del 1-0 en Cataluña para reclamar la unidad de España. Luis Salvador mostró su apoyo a la convocatoria, que también fue seguida en masa por los representantes del PP, mientras que IU y Vamos Granada, que hasta ese momento se habían 'apuntado' a todas las movilizaciones, decidieron ausentarse de la mayor concentración de banderas de España en la ciudad desde que Iniesta marcó el gol contra Holanda para ganar el Mundial de 2010.

Y aunque ha habido concentraciones en las que no ha aparecido ningún representante, como en alguna de las convocatorias de la Marea Amarilla del pasado mes de noviembre, los políticos de la ciudad han marcado perfectamente su agenda de movilizaciones. Incluso los representantes de Podemos, pese a las tiranteces entre Spiriman y Teresa Rodríguez, no faltaron a su cita por la sanidad el pasado 16-0, al igual que desde Izquierda Unida, que incluso salió del manifestódromo para convocar una manifestación por la Vega para reclamar su protección en una marcha liderada por Mari Carmen Pérez, coordinadora provincial y parlamentaria de la formación de izquierdas.

2016 marcó un hito en la ciudad con 711 manifestaciones y, de momento, 2018 ya tiene en su haber la mayor concentración desde el 15-M. La próxima será en abril por los tres años de aislamiento ferroviario y ya se sabe perfectamente quiénes acudirán a la convocatorio y quiénes tendrán la mañana libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios