El fuerte viento obliga a la estación de esquí a echar el cierre por segundo día consecutivo

  • Rachas de hasta 120 kilómetros por hora impidieron poner en marcha los remontes

La estación de esquí de Sierra Nevada permaneció cerrada al público ayer por segundo día consecutivo debido a las fuertes rachas de viento que soplan en el macizo granadino, según informa la página web de Cetursa, la empresa pública que gestiona el recinto invernal.

Si el lunes se alcanzaron rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora, el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología anunciaba ayer que se producirían vientos fuertes procedentes del suroeste que alcanzarían hasta los 120 kilómetros por hora, lo que impidió poner en marcha los remontes de la estación.

La previsión meteorológica también prevé precipitaciones moderadas que serán en forma de nieve por encima de los 1.800 metros de altura y cielos nubosos durante todo el día. Para hoy se esperan cielos nubosos con nieblas y precipitaciones débiles o localmente moderadas, de nieve por encima de los 1.300 metros. Los vientos soplarán de componente oeste fuertes con intervalos muy fuertes con rachas de entre 70-80 kilómetros.

La estación de esquí acaba de comenzar la temporada (lo hizo el pasado sábado) y ya se ha visto forzada a cerrar al público por las fuertes rachas de viento.

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología está previsto que la cota de nieve baje algunos metros, de modo que los operarios de Cetursa están preparados para pisar y acondicionar nuevas pistas en cuanto el tiempo lo permita. El objetivo es ampliar significativamente la superficie esquiable de cara al puente, fecha en la que la estación de esquí espera conseguir una gran afluencia de público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios