sporting | granada cf

Decisiva y excesiva candidez

  • El Granada CF no apuntilla a un moribundo Real Sporting y permite que se le suba a las barbas en un duelo de estadística ofensiva similar entre ambos

Comentarios 0

El Granada CF del presente curso va casi a 'final' perdida por semana. Si al término de mayo abandona la categoría, no podrá poner ningún tipo de excusa. Ese nefasto resultado será repuesta a su constante falta de calidad y a un desmesurado exceso de inocencia que no han sido flor de un día -amén de otros muchos e innumerables males que apenas cabrían en el más extenso de los diágnósticos-. Leganés, Osasuna, Sporting, Deportivo, Málaga, Valencia... Los rojiblancos no han logrado ni un triunfo, ni uno, ante seis de los siete clubes que ocupan las últimas plazas del catálogo, algo que condena a cualquier equipo. Y, de entre todas las aciagas citas, la de ayer en El Molinón fue, si no la que más, de las más graves.

Alcaraz y los suyos dejaron resucitar a un conjunto astur que llegó a deambular por el pasto, que se vio sin alma ni aliento y que estuvo a punto de bajar definitivamente los brazos. En un choque en el que ambos contendientes acumularon guarismos muy semejantes, los granadinistas hicieron lo más difícil, y por partida doble. Por un lado, se adelantaron después del segundo chut a puerta de Ingason -el primero, eso sí, fue anulado, pese a que también acabó entre las mallas- e hicieron temblar las piernas sportinguistas. Por otro, permitieron levantarse a una escuadra prácticamente sin vida que ya casi no creía en la remontada y, por tanto, en su salvación. La ingenuidad y candidez de los de franjas horizontales les impidió apuntillar a los gijoneses y, cual muerto viviente, estos se levantaron de sus 'tumbas' para vengarse.

44-56%Insulso dominio. De poco le sirvió al Granada CF tener más tiempo el esférico que su rival.4Tiros. Fueron los que protagonizó ayer el marroquí Carcela en Gijón, el granadinista que más lo intentó.

Todos las dianas se vivieron tras el descanso. No en vano, la puntería que faltó a Granada CF y a Real Sporting antes se hizo presente en las postrimerías. Llamó la atención que los locales no convirtiesen después de dirigir entre los palos seis de los siete disparos que practicaron durante los primeros 45 reglamentarios. Los granadinos también apuntaron bien -dirigieron a puerta casi el 60 por ciento de sus tiros-, pero con idéntico fin.

La estadística final refleja una victoria asturiana, mas esta es directamente proporcional al estado depresivo en el que entró el Granada CF cuando su 'enemigo futbolístico' volteó un marcador que los andaluces creían controlado y poco menos que cerrado. Las cero intervenciones que aglutinó el arquero Mariño ayer tras el descanso no engañan. Extraordinariamente, los visitantes llevaron más peligro a las inmediaciones de su área cuando jugaron sin killer. En defensa de Kravets, poco pudo hacer el ucraniano ante un conjunto -al que entró- ya sin aspiraciones de hacer daño.

En rasgos generales, los de Los Cármenes han sido inofensivos durante toda la campaña, y van camino de pagarlo con intereses. La entidad ha vivido tiempos convulsos. La funesta racha inicial ha impedido que puedan levantar cabeza, con una losa anímica imposible de erguir. Las tempestades que recogen los rojiblancos ahora son el fruto de los vientos sembrados de un equipo con una absoluta falta de disciplina defensiva intolerable para la élite del balompié.

más noticias de GRANADA CF Ir a la sección Granada CF »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios