Joselu, Saunier y Germán, al margen

La expedición del Granada tomó autobús y manta tras el encuentro jugado el sábado por la tarde en Vallecas y, con la derrota en la mochila, llegó a la capital nazarí ya metidos en la madrugada. Eso no impidió que ayer por la mañana se ejercitara el equipo en la ciudad deportiva rojiblanca.

Fue el típico entrenamiento posterior a un encuentro que se basó en el análisis postpartido de lo sucedido en tierras madrileñas, donde el Granada perdió por 1-0 ante el Rayo Vallecano, y en la recuperación física de los jugadores que disputaron minutos.

Como es habitual en la primera sesión de después de cada jornada liguera, la plantilla realizó una primera parte en grupo. Después, los titulares de Vallecas completaron trabajo en el gimnasio, mientras que el resto de la plantilla siguió sobre el césped con un trabajo más intenso.

El delantero Joselu y los dos centrales del equipo que actuaron de inicio ante el Rayo, Saunier y Germán, trabajaron por separado con los recuperadores y en suave trabajo de ciclo en prevención por sobrecargas y contusiones postpartido, según informó el club a los medios. Además, Chico Flores y Alberto Martín, que se perdieron el choque del sábado por lesión, siguen siendo baja y tampoco se ejercitaron junto al resto del grupo.

Chico Flores arrastra una rotura fibrilar que, en principio, también le impedirá participar en el encuentro del próximo viernes en el Nuevo Los Cármenes frente al Cádiz. Alberto Martín, por su parte, sufre una elongación muscular y tampoco está claro que se recupere a tiempo para el duelo ante la formación que ahora dirige Lucas Alcaraz.

Tras la citada sesión de ayer, los granadinos descansarán hoy lunes para comenzar mañana martes a preparar el choque ante los almerienses, que se jugará a las seis de la tarde aprovechando la festividad del Día de la Inmaculada. Tres entrenamientos en total completarán los nazaríes esta semana de cara al emparejamiento contra los almerienses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios