Mejor con sólo un punta

  • Oltra vuelve al 1-4-2-3-1, con un delantero, Joselu, dejando su sitio a un media punta, Sergio Peña

  • Mejora atrás con Saunier, la otra novedad

El mal partido del Granada en Valladolid, la pésima racha de resultados y el lamentable balance del equipo, tanto defensivo como ofensivo, eran motivos suficientes para que José Luis Oltra hiciera cambios. Con todo, el técnico advirtió el jueves en la rueda de prensa previa al choque de que no iba a haber ninguna revolución. Al final, el once inicial que eligió para medirse al Córdoba tenía dos cambios de jugadores y, quizás lo más importante, una variación en el dibujo empleado. Tras varios partidos con Joselu y Adrián Ramos como referencias ofensivas, el preparador optó por aparcar el 1-4-4-2 y recuperar el 1-4-2-3-1, que fue el sistema más empleado durante la pretemporada. Fue Joselu quien dejó su sitio para la primera aparición de inicio de Sergio Peña, que se colocó como media punta con, como es habitual, Raúl Baena y Montoro por detrás. La otra variación fue la salida, del equipo y de la convocatoria, de Charlie Dean y la entrada de Saunier, inédito hasta ahora este curso.

pelea por el balón

Con un Córdoba al que le gusta tener la pelota y ser protagonista, y un Granada necesitado y obligado por la situación y por jugar en casa, la primera incógnita del encuentro estaba en conocer qué equipo se iba a adueñar del esférico. No dio tiempo a despejar la duda, ya que ambos peleaban aún por el mando cuando llegó el 1-0 en una de las acciones que tanto gustan a los entrenadores. Víctor Díaz progresó por su banda, algo que tanto él como Alex Martínez hicieron con sentido y asiduidad durante la primera parte, y encontró a Machís, listo en la diagonal y veloz para ganar la partida a su par, que remató para adelantar al Granada.

presencia

Sergio Peña, la gran novedad en el once, participó menos de lo deseado en el encuentro en el primer tiempo, aunque es cierto que casi todo lo que hizo lo hizo bien. La falta de regularidad tanto de él como de Ramos provocaron que, gol aparte, el mayor peligro rojiblanco del primer tiempo llegara en acciones a balón parado, esas que tanto gustan a Oltra. En la segunda mitad, con más espacios, creció la participación del peruano, que acabó muy fatigado.

cambios

Oltra agotó sus tres cambios pero no varió el dibujo de inicio a fin. Pese al sufrimiento final, Saunier se erigió como el líder de la recuperación defensiva mostrada por el equipo, y Darwin Machís como el factor diferencial del encuentro con sus carreras hacia el centro y la meta rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios