granada cf

Estaban en casa los factores diferenciales

  • Saunier y Sergio Peña mejoran y equilibran al equipo

Sergio Peña pisa el balón ante un rival durante el partido contra el Córdoba. Sergio Peña pisa el balón ante un rival durante el partido contra el Córdoba.

Sergio Peña pisa el balón ante un rival durante el partido contra el Córdoba. / pedro hidalgo

Nadie tiene dudas de que el venezolano Darwin Machís fue el jugador más destacado en el triunfo del Granada el pasado sábado contra el Córdoba. Marcó dos goles, el segundo de ellos en una gran jugada personal, firmó también la acción del tercero, asistió muy bien a Ramos en la situación que acabó en el penalti y fue un quebradero de cabeza durante toda la tarde para la zaga cordobesa.

Sin embargo, hubo dos futbolistas rojiblancos que pese a no estar al mismo nivel que Machís y ser tan decisivos en el resultado de ese partido, cambiaron la cara del equipo, lo equilibraron y provocaron que, en relación a pasadas actuaciones, el Granada fuese más seguro atrás y mostrara mayor fluidez con el balón, que era lo que venía demandando Oltra.

El técnico sólo realizó dos cambios en relación al once que formó contra el Valladolid una semana antes. Y las dos caras nuevos fueron las de los futbolistas que provocaron la metamorfosis rojiblanca: el central francés Matthieu Saunier y el centrocampista peruano Sergio Peña.

Curiosamente, los dos jugadores son de los pocos que permanecen en el club nazarí de la pasada campaña, aunque hasta pocas horas antes del cierre del mercado de fichajes no se confirmó que ambos iban a seguir en el primer equipo.

Saunier estuvo durante gran parte del verano más fuera que dentro del Granada, aunque al final se quedó y tiene pinta de que va a convertirse en un jugador más que importante para Oltra. Su veteranía, saber estar, capacidad para jugar desde atrás y buena colocación y juego aéreo hicieron que el técnico le rescatara del ostracismo ante los problemas defensivos mostrados en los últimos encuentros, sobre todo tras la lesión de Germán.

Peña, por su parte, se vio afectado por tener ficha de extra comunitario, aunque al final el club lo pudo inscribir para alegría de Oltra, que vio durante la pretemporada sus capacidades y lo mucho que podía aportar al equipo.

La entrada como titular de Sergio Peña llevó al entrenador a renunciar a los dos delanteros que venía utilizando de inicio, con los que hubo más sombras que luces, y recuperar la figura del media punta, un dibujo que tiene pinta de tener continuidad.

En el Granada todos esperan ahora los resultados de las pruebas médicas a las que va a ser sometido Adrián Ramos tras sufrir problemas musculares contra el Córdoba. Parece complicado que llegue a tiempo de poder jugar el domingo en Alcorcón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios