granada cf

2017: del desastre a la coherencia

  • El descenso de los rojiblancos culmina una primera parte del año que hoy termina que puede calificarse como lamentable

  • La profunda limpia en la parcela deportiva comienza a dar sus frutos en la Liga 1|2|3

El paso de Tony Adams por Granada pasará a la historia negra del club. El paso de Tony Adams por Granada pasará a la historia negra del club.

El paso de Tony Adams por Granada pasará a la historia negra del club. / álex cámara

Hoy llega a su fin un año que para el Granada CF ha supuesto volver a la segunda categoría del fútbol español pero que puede suponer renovar la ilusión de una afición que, tras seis años en Primera, fue perdiéndola poco a poco tras tener como único objetivo lograr la permanencia.

Pero lo cierto es que en estos doce meses que hoy se cierran, la trayectoria se puede dividir en dos etapas. Una primera, hasta final de mayo, en la que la gestión deportiva no puede más que calificarse como desastrosa, independientemente del descenso. Sobre todo porque los responsables no dieron una a derechas siendo el culmen la llegada de Tony Adams, el peor técnico de los rojiblancos en sus 86 años de historia, con decisiones incomprensibles, ruedas de prensa surrealistas y declaraciones que por momentos dieron vergüenza ajena.

El compromiso de la actual plantilla es muy distinto al que tenía el plantel del descenso

Aunque los seguidores mantuvieron la ilusión por lograr el milagro porque la pasada temporada el descenso estuvo muy 'barato', la realidad es que en ningún momento se vio un atisbo de poder lograr la permanencia. Y los números en los cinco meses de competición hasta que terminó la Liga el 19 de mayo fueron lamentables. Los últimos 22 partidos en Primera desde que se jugara en el Santiago Bernabéu el 7 de enero arrojaron unos guarismos que serán difíciles de igualar. Diecisiete derrotas, dos empates y tan sólo tres victorias, las tres en Los Cármenes (Las Palmas, Real Betis y Alavés), fue la carta de presentación en los cinco primeros meses de año de un equipo sin alma, con escaso compromiso, con una auténtica Torre de Babel en el vestuario y ningún líder sobre el terreno de juego. En toda la segunda vuelta se sumaron 10 de 57 puntos posibles. Eso sí, en ese sentido los rojiblancos fueron muy regulares pues cosecharon los mismos puntos que en la primera ronda para terminar con unos pírricos 20 puntos que avergonzaron a una afición que cada vez que acudía a la instalación del Zaidín sabía que difícilmente se iba a llevar una alegría a casa.

Pero el desastre se hizo más intenso si cabe con la llegada de Adams al banquillo. El que era vicepresidente de DDMC y mano derecha del presidente Jiang Lizhang, dio un auténtico máster de cómo no se debe dirigir a un equipo. Una de sus ruedas de prensa más sonadas fue la que celebró el 11 de abril el día de su presentación en la que declaró que venía a "patear el culo a los futbolistas" para intentar evitar el descenso. En los siete partidos que estuvo al frente del cuadro granadinista cosechó otras tantas derrotas, encajando 17 goles y anotando tan sólo tres. Ruedas de prensa de chiste, sonrisas cuando la afición se iba triste a casa tras cada derrota y declaraciones que luego no se cumplían fueron parte del paso del mítico futbolista del Arsenal por Granada, donde será recordado por mucho tiempo y no precisamente para bien.

Con el equipo en la Liga 1|2|3, la entidad necesitaba una catarsis, una limpia en todos los escalafones del club y a Lizhang no le tembló el pulso. Se despidió a Sergi Vieta, a numerosos empleados tanto a nivel administrativo como deportivo, se renovó la cantera (quizá de lo poco que funcionaba) y aunque en algunos casos las formas no fueron las mejores, se comenzó a crear una nueva estructura a todos los niveles. Pero al aficionado medio lo que realmente le importa es el aspecto deportivo y en ese sentido las cosas se han hecho bien desde la llegada de Manolo Salvador, el director deportivo.

El que fuera responsable de la mejor etapa del Levante, ha traído coherencia y con su trabajo silencioso y efectivo, logró ya no sólo 'españolizar' la plantilla, algo que se echaba de menos y que era evidente que llegaría en la nueva categoría, sino que el plantel de jugadores sea una piña. El ambiente del vestuario es muy distinto al del curso pasado y eso se palpa en el terreno de juego. A ello ha contribuido la llegada de José Luis Oltra, técnico afable que suele generar 'buen rollo' entre sus jugadores y que ha dado la tranquilidad necesaria para luchar por el objetivo de retornar a la Primera División.

No hay más que comprobar los distintos vídeos que sube el club en esta época navideña para comprobar el compromiso de un equipo que, a falta de un partido para el final de la primera vuelta, se encuentra en zona de play off. Con 34 puntos, a poco que repita los números en la segunda ronda, tendrá muchas opciones de ascender de manera directa pues el Girona subió la pasada campaña con 70 puntos y los rojiblancos, si suman en Cádiz, podrían lograr, como mínimo, la mitad con 21 encuentros por delante.

El buen trabajo en los despachos de Manolo Salvador se pudo comprobar con el fichaje de Chico Flores, posiblemente el mejor central de la categoría y que llegó ya iniciada la temporada en una maniobra que sorprendió a muchos equipos ya no solo de Segunda sino también de Primera. Pero el lunes arranca el mercado invernal de fichajes y la afición espera un nuevo esfuerzo por parte de la propiedad para dar un salto de calidad en la plantilla muy compensada aunque con carencias en determinadas zonas del campo.

A nivel administrativo se ha puesto en marcha la campaña de abonos de media temporada que se puede realizar online, una petición reiterada de los abonados que en verano probablemente podrán sacarse su carnet sin tener que acudir a las oficinas del club. Aún falta por concluir la Ciudad Deportiva y mejorar muchos aspectos pero al menos el sentido común se ha vuelto a instalar en una entidad que tras el descenso muchos le auguraban un futuro muy negro. Por lo pronto, esos tendrán que esperar tras 365 días en los que se ha pasado del desastre a la coherencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios