granada cf | sevilla atléticoANTONIO PUERTASH

Otra oportunidad desaprovechada

  • El extremo no aporta el desequilibrio que el equipo necesitaba el día que retorna a la titularidad

Antonio Puertas se prepara para golpear el balón durante el encuentro de ayer ante el Sevilla Atlético. Antonio Puertas se prepara para golpear el balón durante el encuentro de ayer ante el Sevilla Atlético.

Antonio Puertas se prepara para golpear el balón durante el encuentro de ayer ante el Sevilla Atlético. / alex cámara

Las miradas en el encuentro estuvieron puestas, más que en ningún otro jugador, en Antonio Puertas. El atacante fue uno de los fichajes más ilusionantes de una afición que ya disfrutó de él cuando estaba en el filial, pero hasta ahora no ha demostrado todo el potencial que tiene dentro.

El técnico José Luis Oltra no le ha otorgado todos los minutos que, seguramente, él desearía, mas ante el Sevilla Atlético le llegó la oportunidad ante la ausencia de Machís. El preparador apostó por él en lugar de por Manaj o Kunde, que eran las otras posibilidades, pero Antonio Puertas volvió a decepcionar.

No firmó una mala actuación, ni estuvo muy por debajo del nivel mostrado por el equipo, pero tampoco fue todo lo desequilibrante, vertical y decisivo que el equipo necesita. La sensación es que dejó pasar una nueva oportunidad de demostrar cosas.

Se colocó de inicio como extremo zurdo, por lo que Pedro partió desde la izquierda. Durante la casi hora que estuvo en el campo alternó alguna vez su posición con el propio Pedro y, sobre todo, se tiró mucho hacia el centro para aparecer por dentro.

Con ese movimiento permitió las continuas subidas de Víctor Díaz, que profundizó bastante por su banda y con el que se entendió bien.

En la primera media hora se notó que era un encuentro importante para él. El peso de la responsabilidad hizo que perdiera varios balones y que estuviera impreciso y errático en más de una ocasión. Con el paso de los minutos se fue entonando, aunque casi nunca pudo crear peligro cerca del marco contrario.

Participó en el juego hasta dar casi una treintena de pases, una tercera parte de ellos malos. Sólo puso un centro al área rival y lo intentó con un par de disparos, aunque sin fortuna. Demostró su calidad con varias fintas o regates, pero siempre en zonas más intrascendentes que decisivas.

Oltra no realizó ninguna sustitución en el descanso, por lo que Puertas siguió en el campo, pero antes del cuarto de hora del segundo acto dejó su sitio a Manaj.

El 'run run' desde la grada que le acompañó durante gran parte del encuentro no ayuda a que las cosas le salgan bien. Pero le saldrán, seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios