El poder de la inercia

  • El equipo de Oltra busca su quinta victoria consecutiva ante un rival que lleva cinco jornadas sin ganar

  • Un triunfo en Lugo dejaría esta noche a los rojiblancos en puestos de ascenso directo

Si la fuerza centrífuga empuja hacia afuera y la centrípeta, haca adentro, la inercia es la que impulsa puede impulsar hacia adelante. Y en una dinámica más que positiva está instalado el Granada antes de afrontar el encuentro que esta tarde disputará en Lugo (Estadio Ángel Carro, 18:00 horas). Y es que los rojiblancos aterrizarán en tierras gallegas después de haber firmado un pleno de triunfos en sus últimos cuatro encuentros, lo que ha situado al club granadinista en la tercera plaza en la tabla de clasificación, a sólo un punto del segundo, es decir, a casi nada de un puesto de ascenso directo. Como el segundo, que es el Rayo, juega mañana, el Granada dormirá hoy en posición privilegiada si gana hoy.

Todo lo contrario acontece en el entorno del conjunto lucense, que ha perdido fuelle en las últimas jornadas. Al contrario que su invitado de hoy, el conjunto dirigido por el andaluz Francisco Rodríguez Vílchez lleva cinco partidos sin conocer la derrota, de los que los que en los últimos tres ha sido capaz de sumar siquiera un punto.

Por tanto, sobre el césped se verán las caras dos momentos totalmente opuestos. Frente a los doce puntos de otros tantos posibles que ha sumado el conjunto de José Luis Oltra están los únicamente dos de quince que ha sido capaz de conseguir la escuadra gallega. Así, sobre el papel debe tener más presión el equipo anfitrión, obligado por la necesidad de romper su mala racha para no perder comba con los puestos de promoción, más aún cuando los lucenses han navegado en la parte alta de la tabla durante buena parte de lo que se lleva de temporada.

El Granada no debe desaprovechar la ocasión para conseguir la que sería su quinta victoria consecutiva, lo que quizá sea más importante de cara a la adquisición de la confianza necesaria de cara a lo que resta de campaña: sumar el segundo triunfo seguido lejos de Los Cármenes para así demostrar que lo acontecido en Córdoba hace dos jornadas no fue producto de la casualidad en un temporada en la que hasta ahora sumar tres puntos como visitante ha sido el verdadero talón de Aquiles del cuadro rojiblancos

Para este encuentro, Oltra recupera al central Chico Flores, que no pudo participar en el enfrentamiento de la pasada semana ante el Alcorcón por estar sancionado por acumulación de amonestaciones. Lo previsible es que regrese al once inicial en lugar de Germán Sánchez pese al buen nivel que ha mostrado siempre que ha saltado al terreno de juego, por lo que Chico Flores volvería a formar pareja atrás con Saunier.

Toda vez que el luso Salvador Agra firmó una gran actuación en su estreno como titular y seguirá como ocupante del extremo diestro, la duda que maneja Oltra está en la parte de arriba. El técnico tendrá que decidir entre salir con dos puntas, lo que llevaría a Joselu a estar en ataque junto a Adrián Ramos, o apostar por el peruano Sergio Peña en la media punta con el colombiano solo más adelantado. Esta última opción fue la escogida en el pasado partido contra el Alcorcón tras apostar en los dos duelos anteriores por los dos delanteros, y podría ser por la que apueste en Lugo al quedarse también sin convocar el punta albanés Rey Manaj.

En el equipo gallego, su entrenador, Francisco Rodríguez, tendrá que cambiar su once de salida respecto al que cayó derrotado en Tenerife (3-1) el pasado lunes debido, sobre todo, a la baja de Ramón Azeez, que tendrá que cumplir un partido sanción por acumulación de amarillas. En el otro plato de la balanza, el técnico almeriense recupera a otro de sus titulares indiscutibles, el también centrocampista Fernando Seoane, que se había perdido el partido con los insulares por tarjetas. Lo normal es que Seoane regrese al doble pivote y forme en esa posición junto a Carlos Pita, si bien el entrenador del Lugo, que no tiene jugadores en la enfermería más allá de las bajas de larga duración dispone también de Sergio Gil para formar parte de la alineación.

Además, es probable que Álvaro Lemos recupere la titularidad en la banda derecha en detrimento de Serge Leuko y podrían producirse más cambios en defensa y ataque.

Lo que sí está claro es que a la conclusión del choque una de las dos rachas que atraviesan los contendientes se verá cortada. El Granada busca la continuidad en sus triunfos mientras que el Lugo busca romper la suya de partidos sin ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios