A recuperar el terreno perdido

  • Bautista es el líder en 250cc y encabeza el grupo de los españoles, mientras que para Simoncelli empieza el Mundial

El cuarto de litro ha sido tradicionalmente una de las categorías más fuertes para los pilotos españoles, y la Armada 2009 ha situado a uno de ellos en cabeza de la clasificación general cuando el Campeonato llega al Gran Premio bwin.com de España. Álvaro Bautista afronta la carrera como líder por primera vez en su historial y ahora aspira a consolidar su ventaja en la pista donde obtuvo su primer podio en la cilindrada, en el Gran Premio de 2007, cuando fue segundo en Jerez.

La última victoria de Bautista en Jerez fue en 2006, camino del título de 125cc que conquistó en esa edición, pero también la tuvo cerca el año pasado, cuando protagonizó un enfrentamiento épico con Marco Simoncelli. Ambos pilotos se fueron al suelo después de que un fallo de motor en la Aprilia del piloto Mapfre Aspar propiciara una colisión en los últimos instantes de la carrera. Ahora, al piloto de Talavera de la Reina le llega la ocasión de sacarse la espina en la pista de casa.

Otro español, Héctor Barberá también tiene la oportunidad de irse de Jerez encabezando la clasificación, ya que sólo está a cuatro puntos del piloto de Aspar. El valenciano del Pepe World Team se hizo con el liderato en Qatar tras una pretemporada mermado físicamente pero sus problemas en Japón le apearon el pasado domingo de una condición que podría recuperar si rinde en el trazado jerezano al mismo nivel que exhibió el mes pasado en el Test Oficial celebrado en este escenario.

El Gran Premio de España es una excelente oportunidad para que los pilotos de la 'Armada' pongan tierra de por medio con respcto al campeón vigente, un Marco Simoncelli que todavía no ha estrenado su casillero de puntos y que, después de sufrir problemas físicos y mecánicos, aspira a llevarse la victoria en el asfalto jerezano al igual que Gabor Talmacsi, Mattia Pasini o Mike di Meglio, algunos de los pilotos que ya se han hecho notar en las primeras citas del curso y que se conocen bien la pista jerezana.

Un residente en España, el japonés Hiroshi Aoyama, tiene un nuevo compromiso 'en casa' tras Motegi. El piloto del Scot Racing obtuvo el segundo puesto el domingo pasado y este fin de semana buscará devolverle la jugada -es decir, estropearle la fiesta delante de su afición- en su propósito de enjugar el único punto que les separa en la clasificación.

En un segundo plano pero dispuestos a subir al cajón aparecen pilotos como Álex Debón -aspirante a todo este año- y Axel Pons, el hijo de Sito -al que la pista jerezana no le trae demasiados buenos recuerdos por su grave caída en pretemporada- , además de un Héctor Faubel que llega con tan sólo cinco puntos después de las dos primeras carreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios