Activistas sirios piden al Ejército que los proteja del régimen

  • El Gobierno de Asad atribuye a "grupos armados" la matanza de policías del lunes mientras la oposición habla de un motín

Militantes opositores convocaron a una nueva jornada de protesta ayer en Siria, un día después de la muerte de 120 policías en el noroeste del país que el régimen de Bashar al Asad atribuye a "grupos armados" y los activistas a un motín.

"Una columna de 13 vehículos militares avanzaba en la mañana del martes hacia Yisr al Shughur", a fin de reforzar a las tropas que penetraron en la ciudad el sábado para reprimir las manifestaciones, dijo un militante. "Salieron de Alep", al noreste de Yisr al Shughur, que durante toda la noche fue sobrevolada por helicópteros, agregó la fuente presente en el lugar.

Por su parte, los militantes sirios que lanzaron el llamamiento a una nueva jornada de manifestaciones en Siria pidieron a las Fuerzas Armadas que protejan a los ciudadanos de los ataques de los "agentes" del régimen, en un texto publicado en Facebook.

"Martes del Renacimiento 7 de junio. El tiempo de la Naksa (derrota de los árabes frente a Israel en 1967) terminó, el tiempo de la traición terminó", escribieron los organizadores en la página Syrian Revolution 2011, uno de los motores de las protestas.

Casi tres meses después del inicio de las manifestaciones, el 15 de marzo, la movilización sigue ampliándose y, a pesar de las sanciones internacionales, el régimen intenta aplastarla con una represión sangrienta que ya causó la muerte de centenas de personas.

El lunes, las autoridades afirmaron que las "bandas armadas", que impulsan los disturbios, habían matado a 120 policías en Yisr al Shughur, 80 de ellos en el cuartel general de los servicios de seguridad. La televisión estatal mostró fotos de soldados muertos en la ciudad y el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim al Chaar, advirtió que el "Estado actuará con firmeza frente a los ataques rebeldes".

Según el diario Al Watan, allegado al poder, "una operación de las fuerzas de seguridad y militares de gran envergadura" comenzó ayer "en las aldeas de la región de Yisr al Shughur, donde informaciones dan cuenta de la presencia de hombres armados".

Sin embargo, dos militantes presentes en la ciudad, contactados desde Nicosia por la agencia AFP, desmintieron las informaciones sobre "grupos armados" y afirmaron que los policías habían muerto en un motín en el cuartel general de las fuerzas de seguridad de la ciudad de la gobernación de Idleb.

Un comunicado publicado en Facebook, firmado por "habitantes de Yisr al Shughur", afirmó que "la muerte de agentes y de soldados son la consecuencia de disidencias en el ejército".

Los periodistas extranjeros no pueden circular libremente en Siria, por lo cual resulta difícil confirmar con fuentes independientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios