Bill Clinton pide un voto de confianza

  • El discurso del mandatario es trasladado del estadio al centro de la convención por el mal tiempo

El ex presidente Bill Clinton acudió esta madrugada en apoyo del actual mandatario Barack Obama en la convención demócrata, donde el multitudinario discurso para la investidura hoy del presidente como candidato se redujo a causa del mal tiempo. Clinton, uno de los ex presidentes más populares, subió al podio del Time Warner Arena de Charlotte a las 22:30 (04:30 hora española) para convencer a los delegados de que el plan económico y social de Obama es el correcto para la mayoría y merece cuatro años más en la Casa Blanca.

"Esta elección para mí es sobre cuál candidato está más próximo a regresarnos a la época del pleno empleo. Es una elección clara", anticipó Clinton. "El plan republicano es cortar más impuestos sobre las personas de altos ingresos y volver a la desregulación. Eso es lo que nos metió en problemas", afirmó.

En cambio "el presidente Obama tiene un plan para reconstruir EEUU de abajo hacia arriba, invertir en innovación, educación y capacitación laboral. Esto funciona sólo si hay una clase media fuerte. Eso es lo que pasó cuando yo era presidente. Tenemos que seguir adelante con su plan", señaló Clinton, que dirigió el país entre 1993 y 2001, años recordados por la bonanza entre la clase trabajadora.

Por otro lado, la fiesta multitudinaria que se preveía en el estadio abierto de la ciudad, Bank of America, tuvo que cambiar de escenario ante los pronósticos de mal tiempo para esta noche.

El discurso estaba programado para realizarse en el Bank of America, con capacidad para 73.000 personas. Pero el centro de la convención, donde se desarrolla desde el martes la convención, cuenta con sólo 13.000 plazas.

Algunas voces de la campaña del rival republicano de Obama, Mitt Romney, no tardaron en relacionar este cambio logístico con la supuesta falta de entusiasmo entre los simpatizantes demócratas, y algunos se atrevieron a asegurar que el cambio de un estadio grande y abierto obedecía más al temor de no llenarlo que al mal clima que anuncian los meteorólogos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios