Cameron negocia con China pero pide respeto a los derechos humanos

  • Londres y Pekín firman acuerdos bilaterales por valor de más de 1.500 millones de euros

El Reino Unido y China estrecharon sus lazos comerciales al sellar ayer acuerdos bilaterales de más de 1.500 millones de euros durante una cumbre celebrada en Londres que el primer ministro británico, David Cameron, aprovechó para pedir a su colega chino, Wen Jiabao, "respeto" por los derechos humanos.

Además de fortalecer los vínculos económicos, ambos políticos abordaron cuestiones como las relaciones culturales y educacionales que unen a ambos países.

Cameron, quien consideró que ambos gobiernos habían entablado un "diálogo más profundo" en esta cumbre, aseguró que esos acuerdos comerciales con China no se desarrollarán a expensas de los derechos humanos.

El líder conservador dijo que en las conversaciones mantenidas con Wen no hubo ningún tema "prohibido" y que en la relación entre ambos países no se había hecho ninguna "concesión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios