EEUU cree que Berlusconi se embolsa dinero con los acuerdos Italia-Rusia

  • Wikileaks revela que el primer ministro ruso ofreció a su homólogo italiano un porcentaje de la construcción de gasoductos acordado entre ENI y Gazprom · Putin, molesto por tanta "arrogancia, grosería y falta de ética"

Comentarios 1

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, negó ayer que su búsqueda de buenas relaciones con Rusia esté motivada únicamente por el interés y el beneficio personal, como apuntan los documentos diplomáticos estadounidenses filtrados por Wikileaks y publicados ayer por el Corriere della Sera.

"EEUU sabe muy bien que no tengo interés personal en las relaciones con otros países", señaló el primer ministro. "Sólo busco los intereses del pueblo italiano y de los de mi país", añadió en declaraciones al margen de la cumbre de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que se clausuró ayer en la capital kazaja, Astaná.

Berlusconi reaccionaba así a una pregunta sobre un documento fechado en 2009 y enviado por el embajador estadounidense en Roma, Ronald Spogli, que menciona suspicacias entre la oposición de centro-izquierda, pero también entre miembros del propio partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad, por una "conexión siniestra" entre el primer ministro y Moscú.

"Creen que Berlusconi y sus amigotes se están beneficiando personal y generosamente de muchos acuerdos entre Italia y Rusia", afirma el documento, señalando que el primer ministro ruso, Vladimir Putin, habría ofrecido a Berlusconi un porcentaje de cada proyecto de construcción de gasoductos acordado entre el grupo italiano ENI y el ruso Gazprom.

Otra parte de un mensaje enviado por Spogli menciona que EEUU está consternado por el comportamiento de Berlusconi durante una rueda de prensa "desastrosa" en noviembre de 2008 en la que, entre otras cosas, "describe la expansión de la OTAN, el reconocimiento de la independencia de Kosovo y la defensa antimisiles como provocaciones estadounidenses a Rusia".

El documento comenta cómo la estrecha amistad con Putin, influye en las relaciones de Roma con Moscú. Berlusconi admira a Putin, su "estilo de macho y autoritario" y "con frecuencia expresa opiniones y declaraciones que le pasa directamente Putin", añade, citando como ejemplo lo ocurrido durante el conflicto armado entre Rusia y Georgia en 2008 por Osetia del Sur. Berlusconi continuó insistiendo en que Georgia fue el agresor y que el Gobierno de Tiflis "fue responsable de cientos de muertes de civiles en Osetia del Sur".

Incluso el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, admite que no ejerce influencia sobre Berlusconi en asuntos de Rusia, señala el informe.

Otro de los documentos procedentes de la Embajada estadounidense en Italia evidencian que Berlusconi pidió ayuda explícita al entonces presidente, George Bush, para ganar las elecciones de 2006.

Según los documentos, el primer ministro italiano pidió a Spogli una reunión con Bush en Washington para hablar a las dos Cámaras de EEUU para "mejorar su posición" en vistas a la elección de abril de 2006. Sin embargo, en su mensaje, Spogli afirma que Berlusconi está "ocho puntos abajo en los sondeos" y que su Gobierno estaba peligrando a causa de los "enfrentamientos internos y una permanente recesión" y por ello recomienda a Bush "actuar con prudencia".

Por su parte, Putin expresó el miércoles su malestar por las caracterizaciones que hace EEUU de él y del presidente, Dimitri Medvedev, en los cables diplomáticos que han visto la luz a través de Wikileaks, al afirmar que no se esperaba tanta "arrogancia, grosería y falta de ética".

En una entrevista concedida a Larry King, de la CNN, Putin aseguró que las afirmaciones de diplomáticos estadounidenses en uno de los cables de que él es Batman y Medvedev Robin tienen como fin "deshonrar" a uno de los dos.

Putin afirmó que esa caracterización tiene que ver en realidad con la "interacción" entre ambos líderes, algo que, dijo, "es un factor importante en la política interna de este país". Eso sí, "para ser honesto, no nos esperábamos que esto se haría con tanta arrogancia, grosería y de forma tan poco ética", dijo, aunque consideró que la filtración de más de 250.000 cables diplomáticos "no es una catástrofe".

Putin también se refirió al documento en el que el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, dijo a su homólogo francés que "la democracia rusa ha desaparecido y el Gobierno es una oligarquía dirigida por los servicios de seguridad". El primer ministro ruso rechazó tajantemente esta afirmación y aseguró que Gates estaba "muy equivocado", instando a las autoridades estadounidenses a no interferir en los asuntos internos de Rusia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios