La Haya falla a favor de Manila en la disputa territorial con Pekín

La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA) concluyó ayer que Pekín no tiene derechos históricos en muchas de las áreas del mar de China Meridional y que con la construcción de islotes artificiales en la zona, China ha agravado la disputa territorial con Filipinas. La Corte da la razón a Manila, que en enero de 2013 denunció ante ese tribunal a Pekín por haber empezado a ocupar áreas del mar de China Meridional que Filipinas considera parte de su zona económica exclusiva.

"No hay base legal para que China reclame derechos históricos sobre los recursos" en las áreas comprendidas en la "línea de los nueve puntos", determinó el tribunal, que considera que Pekín ha ido más allá de los derechos reconocidos en la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho Marítimo. El fallo se dio a conocer después de tres años de un procedimiento judicial en el que Pekín se ha negado rotundamente a participar.

China argumenta que la práctica totalidad del mar de China Meridional le ha pertenecido históricamente y aboga por que las disputas sean resueltas directamente entre las partes. El Gobierno de Filipinas aplaudió la decisión de la Corte, pero pidió "moderación y sobriedad". Pekín, por su parte, calificó el fallo de "naturalmente nulo y no vinculante" y aseguró que el país "ni lo acepta ni lo reconoce".

Según Pekín, la decisión de Filipinas de iniciar el proceso de forma "unilateral" fue "con mala fe", y argumenta que "no pretendía resolver las disputas, o mantener la paz y la estabilidad en el mar de China Meridional, sino negar a China su soberanía territorial y sus derechos e intereses marítimos".

La zona de la disputa entre Filipinas y China incluye parte de las islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos cuya soberanía también reclaman total o parcialmente Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios