Al menos 22 muertos en un atentado contra chiíes en Bagdad

  • Un suicida empotró un coche-bomba contra un centro religioso en la capital

Un atentado suicida con coche bomba frente a la sede de una fundación religiosa chií en el centro de Bagdad causó ayer al menos 22 muertos y otras 125 personas resultaron heridas. El atentado ha reavivado el temor a nuevas tensiones confesionales en este país sumido en una grave crisis política.

El automóvil cargado de explosivos estalló hacia las 11:00, hora local, delante de una fundación dedicada a la administración de centros religiosos chiíes en Baab al Muadham, en el centro de Bagdad.

El edificio quedó "totalmente destruido", según declaró el vicedirector de la fundación, jeque Sami al Masudi, subrayando que "hay mártires sepultados bajo las ruinas".

El ataque tuvo lugar menos de una semana después de una serie de atentados con bomba en Bagdad que dejaron 17 muertos, el 31 de mayo.

La institución atacada estaba en conflicto con su equivalente suní por el control del mausoleo chií Al Askari en Samarra, una ciudad mayoritariamente suní situada a 110 kilómetros al norte de la ciudad de Bagdad.

Ese célebre mausoleo con la cúpula dorada fue el blanco del brutal ataque suicida el 22 de febrero de 2006 que inició la secuencia de sangrientos enfrentamientos confesionales en el país que dejó decenas de miles de muertos.

El ataque de ayer "se produjo después de que (la fundación chií) procediera a la inscripción del mausoleo hace cinco días, y recibimos muchas amenazas. Algunos medios de prensa crearon tensiones sobre este caso", explicó el jeque Masudi.

Esta inscripción es "legal y constitucional y estamos en nuestro derecho, ya que se trata de un sitio chií", agregó.

"No acusamos a nadie, pero llamamos al pueblo de Iraq, y especialmente a los hijos de nuestra religión, a enterrar el hacha, porque hay un plan para iniciar una guerra civil, una guerra entre sectas en Iraq", añadió Masudi.

Un portavoz de la fundación suní condenó el ataque e indicó que dos obuses cayeron en la sede de su institución en Bagdad poco después del atentado contra el centro chií de la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios