El 'partido del rey' de Marruecos acapara la atención electoral

  • Los resultados de las locales, pendientes del Partido Autenticidad y Modernidad

Las elecciones municipales que se celebraron ayer en Marruecos suponen la primera gran prueba a la que se enfrenta el nuevo partido fundado por Fuad Ali el Himma, amigo del rey Mohamed VI, que ha revolucionado el panorama político del país.

El Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), con apenas diez meses de vida, se ha convertido en el protagonista de la política marroquí tras retirar su apoyo al Gobierno al comienzo de la campaña electoral y dejarlo en minoría parlamentaria.

Esta formación es la que más candidatos presenta en los comicios, con un total de 16.793 sobre los 130.223 aspirantes, es decir, un 13% del total. Tras el PAM se sitúan en número de candidatos los partidos tradicionales como el nacionalista Istiqlal, la Agrupación Nacional de Independientes (RNI), la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) y los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), a los que se suman otros 25 en el atomizado mapa político marroquí.

La novedad en esta ocasión es la cuota del 12% de cargos que han quedado reservados exclusivamente para mujeres.

Pese a que las elecciones son locales, representan la primera oportunidad para comprobar a nivel nacional el impacto de la nueva formación de El Himma, concebida en su origen para contrarrestar la creciente influencia de los islamistas. El Himma fue compañero de estudios del rey y su jefe de gabinete cuando era príncipe heredero. Una vez coronado Mohamed VI, fue designado como ministro delegado del Interior, una posición desde la que se le consideró como el "hombre fuerte" del régimen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios