El régimen castrista pierde energía

  • Las tres cuartas partes de la isla, incluida La Habana, sufre el peor apagón de las últimas décadas durante cuatro horas · Pese a la "revolución energética" de Castro en 2004 los problemas aumentan

Un apagón de grandes dimensiones dejó a la mitad occidental de Cuba a oscuras durante varias horas en la noche del domingo. Según las autoridades, el que fue uno de los peores cortes eléctricos de la última década se debió a una avería en una línea de alto voltaje situada en la zona central de la isla.

Las luces se apagaron en La Habana y todo la región occidental del país poco después de las ocho de la noche (02:00 en España). El apagón afectó a unas ocho provincias, con cortes energéticos desde Pinar del Río, en el extremo occidental de la isla, hasta Ciego de Ávila, según las informaciones llegadas a la capital.

Pese a los frecuentes problemas con el suministro eléctrico, el apagón fue uno de los peores que se recuerda en los últimos diez años en la mayor de las Antillas. La avería se produjo en una línea de 220.000 voltios entre Ciego de Ávila y Santa Clara en el centro de la isla, informaron los medios estatales alrededor de la medianoche, tras varias horas de silencio oficial.

Los problemas afectaron los servicios energéticos en zonas "desde Camagüey hasta Pinar del Río", señaló la Unión Eléctrica de Cuba en una nota oficial. La superficie comprendida entre ambas provincias abarca más o menos tres cuartas partes de la isla. En la zona occidental el apagón fue generalizado.

El suministro se fue restaurandio paulatinamente unas cuatro horas después del incidente.

Pese a que las carencias energéticas no son una novedad para la gran mayoría de cubanos, el importante apagón causó inquietud entre la población.

La Habana, con 2,2 millones de habitantes, se quedó prácticamente en tinieblas. Sólo los grandes hoteles, algunos instituciones estatales y legaciones diplomáticas extranjeras contaban con iluminación gracias a sus generadores eléctricos.

En la capital cubana la gente se agolpó hasta altas horas de la noche en la zona del Malecón, en particular frente al populoso barrio de Centro Habana. Las reuniones en el conocido paseo marítimo son habituales en casos de apagones desde el llamado "periodo especial" de mediados de los 90, sobre todo para huir del calor en las casas. "Es normal, sobre todo en las zonas con más hacinamiento", comentó a la agencia dpa un habanero.

"Lo peculiar de este (apagón) no es el tiempo que ha durado sino la extensión que ha tenido", señaló la bloguera opositora Yoani Sánchez en su Twitter.

También el bloguero oficialista Yohandry Fontana habló de cortes eléctricos "en todo el occidente de Cuba". "Retornamos a nuestros hogares, el calor nos tenía mal", señaló después de que se lograra restablecer el suministro eléctrico en La Habana.

Debido a sus deterioradas infraestructuras, Cuba sufre de frecuentes cortes del suministro eléctrico. Los apagones, sin embargo, no suelen afectar a zonas tan extensas como el domingo.

Tras la llamada "revolución energética" anunciada por el ex presidente Fidel Castro en 2004, Cuba adquirió numerosos generadores eléctricos industriales para intentar reemplazar sus deficitarias centrales termoeléctricas. Las medidas, sin embargo, no han conseguido suplir las crónicas carencias energéticas.

El programa incluyó, entre otras medidas, la sustitución de millones de electrodomésticos por otros nuevos de más bajo consumo, como el refrigerador Hier, lo que hizo pensar a los cubanos que los apagones serían cosa del pasado. Esto no sucedió, aunque los cortes han disminuido considerablemente.

El bloguero oficialista Yohandry vio la parte llena del vaso en el apagón del domingo: "Una rotura tan grande, media Cuba sin electricidad, y la Isla restablece el servicio en 6 horas, sin asaltos, sin violencia, sin muertos", escribió en la red social Twitter.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios