Alba Molina interpreta a Lole y Manuel en Medicina

  • La hija del revolucionario dúo ofrece en primicia un concierto organizado por la Cátedra Manuel de Falla

A poco más de dos semanas para que se publique oficialmente Alba Canta a Lole y Manuel, la hija del revolucionario dúo ofrece en primicia un concierto organizado por la Cátedra Manuel de Falla en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de Granada, esta tarde a las ocho. Alba Molina pertenece por derecho propio a una de las estirpes de mayor raigambre del flamenco, la que surgió de la unión de Manuel Molina, de familia de guitarristas, y Dolores Montoya, Lole, que pertenecía a una de cantaoras y bailaoras.

Como Lole y Manuel, renovaron en los setenta la escena flamenca, partiendo de patrones de indiscutible tradición para sentar las bases de lo que después muchos continuarían bajo la etiqueta de nuevo flamenco. Para Alba debe resultar todo un desafío enfrentarse a este proyecto en el que rinde homenaje a la pareja artística formada por sus padres, a través de once temas escogidos de su brillante repertorio "por las vivencias, emociones y recuerdos únicos que de ellos tiene".

En el disco los afronta a pecho descubierto, con valentía, respeto y humildad, a voz y guitarra, sin más artificio que las palmas con que acompañan los miembros del clan, Angelita y Carmelilla Montoya con Paco Vega (hijo) a la guitarra de José Acedo, admirador y estudioso de la guitarra del maestro, enamorado de la naturalidad y el compás de su toque, "el toque gitano trianero del tío Manuel" como él mismo explica, que hasta realiza la grabación con una guitarra de palillos del propio Manuel Molina, y la voz de Alba. Con este trabajo, "posiblemente el disco más flamenco que jamás haré", según ha declarado, Alba Molina regresa a la actividad discográfica y da continuidad a una carrera que comenzó en 1997 con la edición del álbum Despasito, que grabó con la colaboración de su padre y la de su entonces compañero Alejandro Sanz, y que le valió el título de Artista Revelación en los Premios de la Música y la cifra de 50.000 copias vendidas.

Desde entonces han sido muy diversos sus proyectos artísticos, al principio con Las Niñas, con las que también logró el reconocimiento; más tarde con Andreas Lutz, con quien entregó Tucara, y que sirvió para iniciar la colaboración con Rycardo Moreno, con quien ha permanecido ininterrumpidamente hasta ahora; y posteriormente en colaboraciones con artistas como Jorge Drexler, Alejandro Sanz, Pedro Guerra, Navajita Plateá, Dorantes, Pereza u O'funk'illo, con los que ha experimentado en estilos tan diversos como el pop, el bolero, la música brasileña, la caribeña, el jazz, la fusión y por supuesto el flamenco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios