Amaral afila sus guitarras

  • La banda zaragozana ofreció anoche un repaso eléctrico por su disco 'Hacia lo salvaje'

Dos horas inagotables de música y temas electrizantes fueron el regalo que el dúo zaragozano Amaral hizo ayer al público granadino a su paso por el Palacio de Congresos para presentar en concierto su último disco -el sexto ya-, Hacia lo salvaje.

La de Granada había sido una actuación largamente acariciada por parte de su público y de la propia banda, que desde sus inicios han hecho gala de la fascinación que sienten por los músicos de esta ciudad.

Hacia lo salvaje fue la encargada de abrir fuego en un concierto donde las guitarras sonaron más altas y con más fuerza que en otras ocasiones y en el que se pudieron escuchar completos los doce temas del último álbum de la banda de Eva Amaral y Juan Aguirre.

No faltó tampoco un lugar especial para éxitos con algún que otro año encima como No quedan días de verano, Estrella de mar o Sin ti no soy nada, aquellos que han hecho de Amaral uno de los grupos imprescindibles del rock en España. Sonaron, eso sí, mucho más eléctricos y formando parte de esa nueva atmósfera con la que la banda impregna esta nueva vida que, como ellos mismos dicen, es un camino de no retorno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios