Atalaya revisa en el Teatro Alhambra 'Ricardo III'

  • La compañía se adentra esta noche en el mundo de Shakespeare

Atalaya, Premio Nacional de Teatro 2008, presenta esta noche y mañana la obra Ricardo III, de William Shakespeare, en el Teatro Alhambra (21 horas). Ricardo III fue la primera tragedia y uno de los grandes éxitos de Shakespeare desde su estreno -junto a Hamlet y Romeo y Julieta- convirtiéndose en una de sus obras más representadas. Shakespeare se basó literalmente en una obra escrita por Tomas Moro sobre la historia del rey Ricardo III, en tiempos de la guerra civil inglesa o Guerra de las Dos Rosas, que enfrentara a las dos familias más importantes del reino: los Lancaster y los York, que luchaban por el poder absoluto del gobierno de Inglaterra.

Ricardo III es la historia escalofriante de un auténtico criminal, de un psicópata, quien, para conquistar el poder, asesina -sin remordimiento alguno- a sus seres más cercanos. Se trata de una obra que disecciona con precisión extrema la ambición, el anhelo de poder y cómo tal anhelo puede llegar a corromper hasta la última fibra del alma.

Ricardo III supone, además, el primer acercamiento de Atalaya a Shakespeare tras cerrar la Trilogía de las Heroinas de la Tragedia -Elektra, Medea y Ariadna- y haber llevado a escena en otras tres ocasiones al Lorca del "teatro imposible", a Heiner Müller y a los autores españoles actuales, además de Valle-Inclán, Bertolt Brecht y Maiakovski.

El Siglo de Oro era su asignatura pendiente y han querido empezar por el más grande y acaso por la obra más inquietante y actual, que conecta con el teatro de la crueldad y el grotesco de Valle, el distanciamiento de Brecht y la espiral de sangre y venganza de las tragedias griegas.

Atalaya comienza aquí una nueva etapa, tras obtener el Premio Nacional de Teatro. Dentro de su lenguaje característico -reconocible por el trabajo sobre la energía de los actores en escena, por la utilización poética de los objetos y las atmósferas, por la acumulación de imágenes y temas musicales que obligan al espectador a elegir- han optado por un estilo más cercano al expresionismo, al grotesco. Un auténtico reto del que el propio Ricardo Iniesta, director de la compañía, opina lo siguiente: "Nunca antes he sentido tan incorporado un texto, y los actores -según sus propios comentarios- han recibido las directrices con tal seguridad y claridad. Personalmente creo que tras las trilogías de la Tragedia, Heiner Müller y Lorca, hemos descubierto un filón con Shakespeare, pero en el camino nos han dejado un buen trecho avanzado los griegos, Müller y Valle, y desde luego, mi hermano Carlos… A él va dedicado este espectáculo", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios