Uno de los nuestros

Lugar: Teatro Isidoro Máiquez. Fecha: miércoles, 23 de febrero de 2011. Aforo: 2/3 del teatro.

Más de veinte años después de la publicación de su tercer y último disco, This is our music, el valor y la importancia de la breve producción de Galaxie 500, el grupo formado en 1986 por Dean Wareham, Naomi Yang y Damon Krukowski permanecen intactos. Su agudeza e ingenio sin dobleces ni engaños aún conservan su capacidad para cautivar a, más que amplias, selectas audiencias. Así quedó demostrado el pasado miércoles en una actuación en la que Wareham interpretó parte del repertorio de Galaxie 500 acompañado por el batería Jason Lawrence y la bajista y teclista Britta Phillips, con la que forma el dúo Dean & Britta.

Antes, la sorpresiva actuación del trío de Austin, Texas, Ringo Deathstarr, heredero de The Jesus & Mary Chain o My Bloody Valentine, cuya descarga de noise pop evocadora de sonidos y actitudes vinculadas a cierto sector del rock independiente de finales de los ochenta y principios de los noventa, situó al público en el contexto preciso para disfrutar de la actuación de Wareham, cuyas canciones, construidas a partir de sencillas y casi idénticas estructuras, interpretadas siempre con solvencia y caracterizadas por su inconfundible falsete vinieron a confirmar la fe en esa música que huye de la afectación y los clichés y, a pesar de todo, es puro rock and roll.

Y nos gusta.

Los temas clásicos de la banda, como Strange, sonaron enormes; hubo lugar para las versiones, Ceremony de New Order y una I'll keep it with mine en la que Britta Phillips hizo sombra a Naomi Yang; y no faltó algún tema nuevo que demuestra el excelente estado de forma de Wareham, uno de los nuestros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios