La Catedral de Vitoria, fuente de inspiración para los escritores

  • n fascinación Ken Follet se inspiró en el deterioro del templo para el libro 'Un mundo sin fin'

El autor de moda, Ken Follet, ha sido el último de los escritores que ha sucumbido a una pétrea musa: la catedral gótica de Vitoria, vacía por dentro pero llena de literatura. Habitualmente, las iglesias se esconden mientras se rehabilitan, ocultas tras andamios y carteles de cerrado por obras. En Vitoria han optado por lo contrario: abrir su catedral del siglo XIII mientras la arreglan y enseñar las tripas del templo. Así permiten a los turistas asistir a una arqueología en directo que ha fascinado a reyes y escritores. El último, Ken Follet, que se inspiró en el deterioro del templo de Vitoria para describir los problemas de estabilidad de su catedral literaria de Kingsbrigde, dentro de su superventas Un mundo sin fin, la secuela de Los pilares de la Tierra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios