Chencho Fernández, Johnny Thunders con acento sevillano

Su nombre no dirá mucho a casi nadie, pero Chencho Fernández es historia viva del underground sevillano de los últimos veinte años. Miembro de los legendarios -y ahora renacidos tras un largo período de silencio- Sick Buzos y más tarde de aquella réplica hispalense a los New York Dolls conocida como Las Muñecas de la Calle Feria, Fernández busca el camino de la redención con un álbum, Dadá Estuvo Aquí que además sirve para el estreno de un sello, Fan Club Records, que viene a ser la continuidad como activistas de la escena del equipo que regentó la mítica sala sevillana.

Es más que probable que Chencho Fernández no logre sacudirse su condición de autor maldito con este disco. No corren buenos tiempos para alcanzar grandes metas con la grabación de un disco, pero al menos dejará constancia de su talla como compositor y su empaque como intérprete creíble y sincero, de los que apelan a las emociones genuinas vividas mientras crecía en las inmediaciones de la Alameda de Hércules. Para elaborarlo ha acudido a los Estudios Sputnik con Jordi Gil a los mandos de la producción y se ha rodeado de un equipo de efectivos mercenarios de la movida sevillana como Juano Azagra, Israel Diezma, Pablo Florencio y Manolo Martínez, componentes de grupos como All La Glory, Bombones, Southern Arts Society, Sr. Chinarro y Los Quiero.

Entre todos han dado forma a una colección de canciones agridulces cantadas en castellano, que le deben tanto a Bob Dylan como a Burning, y a Galaxy 500 tanto como a cierto etnocentrismo inequívocamente sevillano, mi arma, del que Fernández se desmarca siendo al mismo tiempo heredero. Mañana sábado estará presentándolo en formato acústico en Playmobil Club a partir de las diez de la noche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios