Mikel izal. cantante

"Convertirnos en historia de la música nunca fue el objetivo"

  • La banda de pop rock actúa mañana en el Bull Music Festival, que hoy arranca su segunda edición en un nuevo espacio: el Cortijo del Conde

El cantante de Izal durante un concierto reciente. El cantante de Izal durante un concierto reciente.

El cantante de Izal durante un concierto reciente. / Marcial Guillén/efe

-¿Con este Autoterapia han sentido una vuelta a casa en cuestión de sonido? Es cierto que coquetean con otros ritmos pero la arquitectura melódica es 'muy Izal'.

-Autoterapia ha sido para nosotros un paso adelante en muchos sentidos. El sonido ha sido revisado, sobre todo en cuanto a timbres utilizados, y hemos introducido nuevos instrumentos buscando sonoridades diferentes. En cuanto a estructuras y melodías creemos que la búsqueda de la falta de obviedad ha sido siempre un rasgo distintivo de nuestro trabajo.

-Después de todos estos discos, ¿qué cuesta más alcanzar nuevas melodías y sonidos o no perder la esencia del grupo?

-Las melodías son infinitas y los sonidos también. La esencia es algo inherente al creador. No puedes perder la esencia de forma consciente porque es algo que llevas dentro, es algo que surge de todo tu pasado, de toda tu cultura musical, de todo lo que te preocupa, y eso es algo imborrable en un ser humano. La música para mí es continua búsqueda, continua experimentación, y continua introspección.

-En los conciertos siempre se suelen tocar los primeros temas, que son los que todo el mundo conoce y echa de menos. ¿Qué feedback habéis percibido en esta gira con las nuevas canciones?

-Estamos asombrados con la rapidez con la que el público ha hecho suyas las canciones. Siempre es complicado cuando sacas un nuevo disco, además después de tres discos anteriores que funcionaron tan bien, que el público lo asimile con la vertiginosa velocidad con la que lo ha hecho con Autoterapia. Nos espera una gira que nos va a dar muchas alegrías.

-¿Alguna canción preferida para sacarla al escenario?

-Disfrutamos mucho con Autoterapia, que es un tema complejo pero que tiene muchísima fuerza en el escenario. También de pausa o la increíble historia del hombre que podía volar porque el público reacciona de una forma maravillosa.

-¿Les gusta retocar antiguos temas o los respetáis tal cual sonaban cuando nacieron?

-Al componer grabo una demo en mi estudio casero en la que juego con el sonido y hago una versión inicial de cómo veo el tema en cuanto a producción. Después de esa versión inicial y una vez que el tema ha sido seleccionado para un disco empieza el trabajo grupal de modificar esa primera versión y hacerla más grande.

-En Autoterapia colaboraron con Ara Malikian. ¿Qué han aprendido de él y viceversa?

-Sinceramente, no creemos que tengamos nada que enseñarle a alguien como Malikian. A nosotros nos llamó la atención la extrema humildad y cercanía con la que se vino al estudio de grabación y nos regaló su talento. Obviamente también alucinamos con su sensibilidad musical y su talento técnico pero eso es algo que ya nos esperábamos.

-¿Izal es un grupo inconformista? ¿Cuál es el siguiente paso?

-Hace tiempo que lo único que deseamos es ser felices disfrutando de nuestra pasión, cosa que estamos consiguiendo día a día. Pero sí, somos un grupo inconformista sobre todo en cuenta nuestro trabajo musical. Queremos seguir haciendo mejores discos y que todos aporten algo diferente.

-El en Bull Festival comparten espacio con Rosendo, que además anuncia retirada. ¿Creen que en esta sociedad mainstream algún grupo de los que suenan ahora llegará a contar con el aura de leyenda que tiene Rosendo por ejemplo, o se mitigará a velocidad de tweet?

-Lo hemos hablado muchas veces. Creemos que ahora es mucho más difícil trascender y convertirte en un grupo que haga historia y permanezca en el imaginario colectivo durante décadas. Antes se le dedicaba el tiempo necesario a la degustación de un artista, no había tantísima oferta como ahora donde, afortunadamente por otra parte, tienes a golpe de clic millones de canciones. Hoy en día todo es más rápido y también deja menos huella, pero la verdad es que convertirnos en historia de la música nunca sido nuestro objetivo.

-¿Qué grupos serían (de serlo)? ¿Izal, podría llegar a alcanzarlo?

-El tiempo lo dirá. Vivimos en un mundo muy cambiante y todo lo que estoy diciendo en este mismo momento puede perder validez dentro de cinco años.

-¿Qué grupos coetáneos escuchan?

Podría nombrar varios pero yo siempre recordaré el videoclip de Allí donde solíamos gritar de Love of Lesbian. Fue un momento en el que ya andaba componiendo alrededor de un universo pop y rock en castellano. y vi claro que se podría hacer algo diferente a lo que sonaba a todas horas en la radios comerciales.

-¿Hasta qué punto afectan las críticas?

Muchas veces depende de tu propio estado de ánimo, pero hace tiempo que decidimos no hacer demasiado caso ni a las positivas ni a las negativas. Simplemente tenemos que seguir haciendo lo que nos gusta y hacerlo como nos gusta.

-La pregunta es obligada. ¿Cómo está llevando todo el escándalo que abarrota las redes por ese supuesto acoso? ¿Se considera víctima de algo?

-Ha sido muy duro. Por lo injusto, por lo descabellado, por lo terrorífico. He vivido una situación surrealista y cruel que pone de manifiesto el poder destructor de la manipulación y la desinformación en redes sociales. Lucharemos porque este tipo de situaciones no queden impunes y se respeten los ámbitos privados a los que tenemos derecho todos, públicos y anónimos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios