Cooper y De Niro, actores 'Sin límites'

  • El protagonista de 'Resacón en Las Vegas' presenta en Madrid un thriller sobre el mundo de las drogas

El actor Bradley Cooper, conocido por sus papeles en Resacón en Las Vegas y El equipo A, presentó ayer su última película, Sin límites. El intérprete firma su primer trabajo como protagonista absoluto, apoyándose en las tablas de su "maestro" Robert De Niro.

La cinta narra la historia de Eddie Morra (Bradley Cooper), un escritor caótico que se encuentra con su excuñado, "la figura más innecesaria del mundo", tras ser abandonado por su novia en medio de un bloqueo literario. Es entonces cuando su excuñado le ofrece una nueva droga que le permitirá utilizar toda la capacidad de su cerebro, cambiando su suerte y convirtiéndolo en una especie de superhéroe.

Gracias a la droga Eddie Morra resolverá sus problemas mundanos, pero se verá absorbido por una trama conspiranoica en la que los asesinos y los tiburones nadan a sus anchas. Será entonces cuando descubrirá que un gran poder conlleva una gran responsabilidad, o no.

"No me preparé conociendo a drogatas, porque no se trataba de una droga convencional. Él mismo Morra] dice que no está colocado al principio de la película, está muy enfocado, con gran claridad. Es una droga para meterse en la realidad con todas las posibilidades. No es como otras drogas, que sirven para escapar y quedarse colocado", explicó el intérprete.

Para meterse en su papel, Bradley Cooper ha seguido el ejemplo de Robert De Niro, su "inspiración" desde su primer trabajo. "Era un sueño en mi vida trabajar con De Niro. Además, gracias a él me he hecho actor, era mi inspiración. Tener la oportunidad de trabajar con este icono era increíble, y encima podía llamarle esclavo en una escena de la película", bromea.

"En cuanto a mi protagonismo", añade, "el trabajo era el mismo que en otras películas, solo que mi personaje tenía un papel más grande. En otras cintas, es como si uno estuviese corriendo un maratón. En un maratón estás acompañado por otros corredores. Aquí era como si estuviera en solitario, como en un deporte individual, como si estuviese jugando al tenis".

El actor, que se fogueó como 'pagafantas' de Sydney Bristow en la serie Alias (J.J. Abrams, 2001-2006), se revalorizó tras su participación en la comedia Resacón en Las Vegas (2009), que le aseguró un papel en la adaptación al cine de El Equipo A (2010).

Gracias a su carisma y su vis cómica, Bradley Cooper, en el papel del crápula Templeton 'Faceman' Peck (Fénix), fue capaz de robarle protagonismo al mismísimo Liam Neeson (Hannibal Smith), quien se ha convertido en una apuesta necesaria en cualquier película de acción.

Asimismo, Bradley Cooper ha participado en comedias como Di que sí (2008), protagonizada por Jim Carrey, y en la cinta coral New York, I love you (2009), el 'remake hollywoodiense' de Paris, je t'aime (2006), que pese a su irregularidad contaba con directores como Wes Craven, Gus Van Sant y los hermanos Ethan y Joel Coen. Según el actor, "no es muy distinto" trabajar en una película de acción o una comedia. "Si es verdad que una comedia te permite improvisar mucho más".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios