Cuba en las costas de África

  • El documental 'Kontinuasom', con las empresas granadinas Utopi y Animasur detrás del proyecto, muestra los ritmos y la actividad de los artistas de Cabo Verde cazados en plena calle

"A nivel artístico, Cabo Verde es una Cuba en África". Es la primera conclusión del documental Kontinuasom, un proyecto nacido en Granada con un presupuesto inicial de 60.000 euros -sobrepasado y cubierto después por los responsables del filme- que esta tarde se presenta en Cines del Sur. Detrás están la productora Utopi, la compañía Animasur y la Asociación Solidaria Andaluza de Desarrollo (ASAD). Y delante de la cámara, cientos de artistas de todas las disciplinas poniendo banda sonora a la película in situ, sin estudios de grabación ni más director musical que la inspiración del momento. "El lenguaje de la película integra de una forma peculiar y divertida los aspectos más característicos del lenguaje musical con números musicales, coreografías, espectáculos de danza, performances, pasacalles, desfiles", explica el granadino José A. Pascual, director artístico de la película y responsable de Animasur. Un total de 150 horas de grabación entre la ciudad africana y Lisboa, el segundo decorado de Kontinuasom. "Si hay 500.000 personas en Cabo Verde, más de 800.000 viven fuera del país, por lo que es imposible hablar de esta región sin salir de allí, por eso el rodaje en Portugal", continúa José A. Pascual.

Entre los grandes momentos de la cinta están la coreografía de Moia Moia con el grupo Raiz di Polon, la danza en el pelourinho y en Cidade Velha del grupo Raiz di Polon, el viaje por Santo Antao con Joao Branco, el encuentro entre Nasia Gomes, Denti di Oro, Nha Valilla y Codé di Dona... Y con el nexo de los ojos negros de Beti, una artista que además trabaja con los niños de la calle y que protagoniza el tramo de ficción del documental. "Es una historia de ilusiones", sintetiza el director artístico de la cinta, que fraguó en su mente el proyecto durante un viaje a Cabo Verde para realizar un taller de teatro. Allí sucedió lo que suele pasar a la gente acostumbrada a facturas sus maletas. Se encontró a otro granadino casi vecino con el que nunca se había tropezado. Era Ignacio Tamayo, fundador de ASAD. El resultado, tres años después, es Kontinuasom, la apuesta granadina de Cines del Sur que por momentos consiguió poner 'patas arriba' los biorritmos de la ciudad. Como el pasacalles en la calle principal del Plateau de Praia. Era una propuesta arriesgada: comenzar una secuencia documental con dos músicos al principio de la calle tocando una morna, a la que se van sumando músicos hasta convertirse en una coladeira. Después, de una bocacalle se suma el grupo de Tabanka de Achada Grande, para que continúen el camino hacia el mercado. En la última esquina, un gran camión hace su irrupción en medio del desfile. Allí está el grupo Ferrogaita, que arranca a interpretar la canción Rei de Tabanka. Un documental que llenó en su estreno el Auditorio Nacional de Cabo Verde y que ahora llega a Granada 'cuadrando' el triángulo de ciudades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios