Descubren en Munich un cuadro olvidado de Diego Velázquez

  • "Descubrimientos como éste caen con cuentagotas", subraya la investigadora Carmen Garrido tras hallar un nuevo lienzo del pintor sevillano del siglo XVII

Experta en Velázquez y jefa del Gabinete de Documentación Técnica del Museo del Prado, Carmen Garrido asegura que el retrato de Sebastián de Huerta, secretario de Felipe IV y del Tribunal de la Inquisición, que se conserva en Munich, fue obra del sevillano Diego Velázquez.

Tras varios meses de investigación, Garrido publicará su descubrimiento en el próximo número de la revista especializada Ars Magazine. "Descubrimientos como éste caen con cuentagotas", subraya esta experta, y recuerda la escasa producción que se conoce del autor de Las Meninas.

"La documentación que estudié sobre la obra me confirmó lo que yo vi en las fotografías", señala Carmen Garrido, y asegura que esta obra es "importante" por su buena calidad y conservación y porque pertenece a la etapa menos prolífica del artista sevillano.

El óleo, de 121 por 101 centímetros, ha permanecido en manos de los descendientes del retratado hasta 1930 y este hecho ha favorecido el buen estado en el que se conserva el cuadro, explica Carmen Garrido en una entrevista. "Por las casas que ha ido pasando lo han tenido muy bien conservado", resalta. La pista del cuadro se retoma en 1936 cuando August L. Mayer lo incluyó en su catálogo razonado, pero entonces identificaba al retratado como el eclesiástico Juan de Fonseca, "porque confundió un dato de la cartilla de nacimiento", justifica Garrido.

La atribución a Velázquez de Carmen Garrido se sostiene tras el pormenorizado análisis técnico realizado por el Instituto Max Doerner, dependiente de la pinacoteca Alte Pinakothek de la ciudad de Munich y de sus estudios de la obra de Velázquez. "Tengo examinada las tres cuartas partes de la obra de Velázquez", alega. "Los cuadros cuando son buenos te van conquistando", alega la jefe del Gabinete de Documentación Técnica del Prado, quien espera que este cuadro cuelgue en el futuro de las paredes del algún gran museo internacional.

En este sentido y preguntada por el interés de la pinacoteca nacional por el lienzo, Garrido señala que el Museo del Prado todavía no se ha manifestado al respecto y precisa que estas cosas llevan su tiempo y "se van rumiando poco a poco, porque son decisiones de mucho dinero". "Además hay museos como el Louvre que no tienen ningún Velázquez", añade. "De verdad no sé que van a hacer con el cuadro, ni siquiera sé si se va a restaurar, pero una obra de este calibre es una obra de museo, y además en Velázquez casi todo es bueno", señala sin querer entrar en una valoración económica del cuadro, pero recuerda que El barbero del Papa pintado por Velázquez y comprado por el Gobierno para el Museo del Prado costó 23 millones de euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios