Díptico de la emigración

"Un país, dos sistemas". La China actual es un díptico con zonas económicas especiales como la costera Fujian a cuyos escenarios naturales y urbanos saca partido el joven y talentoso realizador de este díptico cinematográfico. Fujian es la puerta de la emigración clandestina y hogar de las mafias que la controlan. Es de las pérdidas y fracasos de los emigrantes de lo que nos habla Fujian Blue, aunque en la primera parte hábilmente el director lo disfraza de crónica urbana: unos jóvenes occidentalizados que, pese a que no lo necesitan, chantajean a mujeres que son infieles a sus maridos. Hasta ahí sería uno de los tantos retratos generacionales del actual cine independiente chino.

En la segunda parte asistimos a los desesperados intentos por emigrar a Europa de uno de los pandilleros. Entonces nos damos cuenta de que se nos ha estado hablando todo el tiempo de los que quieren emigrar y los emigrados, y entre los supuestos triunfadores están los maridos engañados, que lo dejaron todo atrás.

Todos pierden salvo que estés entre quienes se aprovechan, traficantes o aprendices de chantajistas. La mirada clara del director y la entrega de los actores no profesionales otorgan a Fujian Blue su logrado realismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios