Directos para no olvidar

  • La música en vivo en este país, lejos de estar en crisis, ha contado con actuaciones exclusivas como las de Coldplay, Arcade Fire, Roger Waters, Foo Fighters o Rihanna

La crisis del mercado discográfico no hizo mella en la élite de la música en vivo, en un año de grandes hitos como la presentación mundial de Coldplay en Las Ventas, The Wall de Roger Waters, la gran fiesta de Black Eyed Peas o los récords de asistencia a tres de los principales festivales veraniegos.

Coldplay

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Buscaban un espacio emblemático para presentar con una retransmisión internacional su quinto disco de estudio, Mylo Xyloto, y los británicos, amantes de España, se acordaron de la plaza de toros de Las Ventas. Fuegos artificiales, láseres, pañuelos blancos, globos y grandes éxitos en un concierto épico que pudo hasta con la lluvia. s.

Roger Waters

Palacio de los Deportes de Madrid y Palau Sant Jordi de Barcelona. Con una inmensa dotación técnica, el fundador de Pink Floyd recreó uno de los discos más vendidos de la historia, el antibelicista The Wall (1979), y la ópera rock de dimensiones cósmicas que en 1990 sirvió para celebrar la caída del muro de Berlín ante 300.000 personas.

Foo Fighters

Palacio de los Deportes de Madrid. Hacía mucho que Dave Grohl no pasaba por Madrid y quiso saldar esa deuda prometiendo que, tras su generoso concierto, se convertirían "en la mejor banda de rock que hubiese tocado nunca en España". Su último disco, Wasting Light, considerado uno de los mejores del año, ayudó en esa empresa.

Black Eyed Peas

Estadio Vicente Calderón de Madrid. En su única actuación en España y precediendo a su "descanso indefinido", el cuarteto estadounidense montó, más que un concierto, una fiesta de baile multitudinaria con 50.000 amigos con ocasión de su disco The Beginning.

Shakira

Estadio Vicente Calderón de Madrid. Tres conciertos en menos de un año en la capital y un romance mediático con un futbolista del FC Barcelona de pro no impidieron que la colombiana consiguiera convocar a 40.000 personas en la casa del Atlético de Madrid para celebrar la gira de Sale el Sol, su disco más reggaetonero.

Rihanna

Palau Sant Jordi de Barcelona y Palacio de los Deportes de Madrid. En el momento más dulce de su carrera, después de hilar seis discos en siete años de carrera y de convertirse en la artista que más joven cosechó diez números 1 en EEUU, la de Barbados pasó como un huracán caribeño por Madrid con su gira Loud.

Red Hot Chili Peppers

Palau Sant Jordi de Barcelona y Palacio de los Deportes de Madrid. Después de convertirse en una de las actuaciones más celebradas del último Rock in Rio de Brasil, los californianos demostraron que, con sus temas de siempre y su vigor en directo, no hay público que se les resista, ni disco que les tumbe, aunque sea el más bien anodino I'm with you.

Arcade Fire

FIB de Benicàssim. Los ganadores del Grammy al mejor álbum de 2011 por The Suburbs ya habían mostrado en España, con un llenazo en Madrid meses antes, que pese a su sonido de rock alternativo jugaban en las ligas grandes. Volvieron a hacerlo en una de las ediciones del FIB más concurridas y sólidas de la historia, con The Strokes, Arctic Monkeys y Portishead.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios