Encuentros con Javier Perianes

Como cada año, el mes de noviembre está marcado por la celebración de los Encuentros Manuel de Falla; en el mes en el que se cumplen los aniversarios de nacimiento y muerte del compositor gaditano el archivo que lleva su nombre celebra tan importante efeméride con conciertos y conferencias.

Este año, como novedad, encontramos todo un ciclo de conciertos que ilustran el tema central de los Encuentros: Diálogos en la música. En esta línea, el concierto inaugural que ofreció el pianista Javier Perianes cumplió con su propósito, al situar la figura de Falla como eje central de la fusión entre la tradición.

La primera parte se consagró íntegramente a Ludwig van Beethoven. De él se ofrecieron las sonatas número 12 y número 22. Javier Perianes, uno de los jóvenes pianistas andaluces con mayor proyección en los últimos dos años, ofreció una más que correcta versión de ambas sonatas.

Pero donde verdaderamente se sintió a gusto el pianista fue en la segunda parte, con un repertorio que sin duda domina. En primer lugar, el impresionismo de los Preludios de Debussy, de los que tocó el primer cuaderno. Particularmente emotiva fue su versión de La sérénade interrompue, así como La cathédrale engloutie fue contenida y meditada. Pero donde verdaderamente se desbordó fue en su interpretación de la Fantasía baetica de Manuel de Falla. Constituye una piedra de toque dentro de la música española para piano. Perianes abordó la Fantasía baetica con resolución y gran claridad de ideas. Desgranó con facilidad sus intrincados juegos motívicos para realizar una exposición clara y llena de expresividad, dotando al discurso de una enorme unidad y coherencia. La magistral versión que ofreció arrancó al público asistente una enorme y prolongada ovación que le obligaron a ofrecer un bis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios